China: destituyen a líder del Partido Comunista por los últimos enfrentamientos étnicos

Los jefes del Partido Comunista y de la policía de Urumqi fueron despedidos de sus cargos tras los enfrentamientos étnicos de los últimos días en la capital de la región de Xinjiang, que causaron cinco muertos, en medio de una tensa calma en las calles, cercadas por agentes policiales.

El reporte indicó que el secretario general del partido, Li Zhi, fue sustituido por Zhu Hailun, sin precisar el nombre del sucesor del jefe policial Liu Yaohua.

La agencia sólo precisó que "un cambio" se registró también en el departamento de seguridad pública de la región autónoma del Xinjiang.

La ciudad de Urumqi, donde en julio pasado 197 personas murieron en enfrentamientos, fue teatro durante esta semana de protestas de residentes chinos de la etnia han, que acusan al gobierno local de no protegerlos de los ataques de musulmanes uighures, la minoría étnica originaria de la región.

Las cinco personas murieron durante una manifestación de miles de personas el jueves, en medio de denuncias de ataques con jeringas por parte de uighures.

En el curso de las protestas, los manifestantes chinos pidieron la renuncia -y algunas hasta la ejecución- del jefe del partido Comunista en la región, Wang Leequan, considerado un "duro" y un aliado del presidente Hu Jintao.

Las personas hospitalizadas, de acuerdo a Nueva China, son 531, de las que 106 presentan "signos evidentes" de lesiones por jeringas, sin que se reportaran casos de infecciones provocadas por esos ataques.

Testimonios locales refirieron hoy que un grupo de personas en cercanías de las oficinas del gobierno local fue dispersada por la policía con gases lacrimógenos.

Comentá la nota