*Más chimentos del verano político neuquino

Muchos comentarios por la renuncia que presentó a su cargo en CORDINEU César Gass. El tema de la relación entre Farizano y el UNE sigue apasionando al radicalismo. Lo mismo pero respecto al peronismo pasa en el MPN. Algunos chismes recogidos en este principio de semana.
* Mucho se comentó la renuncia que presentó César Gass a su cargo en la Corporación para el Desarrollo de Neuquén (CORDINEU), la corporación interestatal que maneja el Paseo de la Costa. El dirigente radical la presentó, dicen que porque no se siente respaldado por el Ejecutivo municipal, es decir, por el intendente Martín Farizano. Gass estuvo desde el principio mismo de la corporación, y compartió la conducción con Viviana Peseck (MPN). El radical representando al gobierno municipal, la emepenista al provincial. La renuncia no tendría que ver con malas relaciones en la corporación, al contrario: se lamentaron hasta los del MPN.

* Y los lamentos vienen por el lado de la presunta influencia del UNE sobre el intendente. Quienes charlaban sobre el caso Gass, afirman que el dirigente terminó de desilusionarse después de presuntamente saber fehacientemente que el propio Farizano descreía de aspectos fundamentales del proyecto del Paseo de la Costa. Se trajo a colación también que el mismo camino que Gass podría haberlo seguido un correligionario contemporáneo, también curtido en cuestiones del radicalismo desde la década del ’70 del siglo pasado, Oscar Smoljan. "Oscar no presentó la renuncia porque sabía que se la iban a aceptar", aseguran quienes sostienen que había preparada una purga a instancias del UNE. Las versiones indicaron en aquel momento que a Smoljan lo querían fuera de Cultura, con el compromiso de guardarle el puesto como director del Museo Nacional de Bellas Artes.

* Diálogo de café entre políticos del MPN. El tema de conversación: la influencia de Gabriel "Tom" Romero (dirigente del peronismo neuquino de mutaciones diversas) en el tema relaciones político-sindicales del gobierno de Jorge Sapag. "Yo estaba esperando que Jorge (Sapag) me atendiera en el bunker que tenía en el Registro (época anterior a la asunción como gobernador) y veo que sale Tom de la oficina, como pancho por su casa", cuenta el ex funcionario, como para ilustrar la antigüedad de la relación. "No toman una decisión sin antes preguntarle", aseguró otro. "Pero el negocio político apunta al 2011", agregó un tercero, ya entusiasmado con las asociaciones entre sectores del peronismo neuquino y el actual gobierno provincial.

* A propósito de la renuncia de César Gass a CORDINEU, este martes los muchachos de UNE tienen organizado una "pintada" (se trataría de un mural) que harán chicos en un paredón de la avenida Olascoaga "al fondo", y el motivo de la pintura será el libre acceso a los ríos, el camino de Sirga, la cuestión ambiental, en fin, una serie de conceptos políticos de batalla que ha instalado desde hace tiempo ya la militancia que responde a Mariano Mansilla, y que fueron motivos de discrepancia con el radicalismo, particularmente con el "quiroguismo".

* No quedaron muy contentos, dicen, los dirigentes ruralistas Llambías y Biolcatti, que vinieron a la inauguración de la exposición rural de Junín de los Andes con ánimo combativo a defender el federalismo frente al "centralismo K". Es que se encontraron con un discurso del gobernador Sapag que abundó en convocatorias a la unidad nacional, citas a Manuel Belgrano incluidas. "Nosotros no queremos desunir al país, todo lo contrario", se escuchó comentar a dirigentes de la Sociedad Rural. El diputado nacional (UCR) Horacio Quiroga, quien también estuvo presente, andaba muy contento por su lado: lo saludaron con profusión de gestos afectuosos, reconociendo sus declaraciones a favor del sector agropecuario, como buen representante del cubismo y del "no positivo" voto contra la famosa resolución 125.

Comentá la nota