En La Chimbera cayó la primera granizada del año

En La Chimbera cayó la primera granizada del año
En la zona afectada hay plantaciones de uvas para exportación que se han visto dañadas. El tamaño de la piedra era equivalente a un limón.
Luego de los intensos calores que venía soportando San Juan en los últimos días, llegó en la noche del martes pasado el alivio necesario con un marcado descenso en la temperatura máxima. Esa baja en el mercurio fue producto de las intensas tormentas que se registraron en el Sur provincial y que afectaron la zona productiva de La Chimbera, departamento 25 de Mayo, y en menor medida las zonas aledañas. Allí hay extensas plantaciones de uvas de mesa destinadas a exportación que se vieron seriamente dañadas, aunque no se precisó por parte de las autoridades a cuanto asciende el porcentaje de la producción que se perdió.

"El tamaño de la piedra que cayó era como un limón, y apenas duró unos minutos", comentó asombrado un viñatero del lugar, ya que las bolas de hielo que recogieron los productores esa noche llegaban a ocupar casi la palma de una mano (ver foto).

En La Chimbera afectó principalmente la franja comprendida por las calles 25 y 12, donde causó daños de consideración en un basto sector destinada a producir uvas de mesa para exportación.

De acuerdo a lo informado por los productores de la zona, el fenómeno climático también perjudicó, aunque en menor medida, la localidad de Cochagual -centro y Sur- y también una pequeña porción de tierras en Tupelí (25 de Mayo).

Es la primera granizada de la temporada que debieron soportar los productores, la gran tormenta se dio luego de una agobiante jornada de calor y que alrededor de las 20.30 del martes pasado se transformó en una tormenta de truenos y relámpagos que anticipaban un diluvio, pero sin embargo, antes del agua azotó la zona una fuerte manga de granizo que cayó en seco y que llegaba a medir hasta unos 6 cm de diámetro cada piedra, aseguró el productor Antonio Bustos.

Javier Ferrer, de la Secretaría de Producción del municipio de 25 de Mayo, informó que la finca Mapal y Plod, y el diferimiento "Don Roberto" fueron los principales perjudicados con la caída de la fuerte piedra. Si bien no se informó qué tan cuantiosa fue la pérdida de la producción, se conoce que los daños que provocó el fenómeno climático en la franja comprendida por calles 25 y 12 en La Chimbera, son importantes.

Las más de 120 hectáreas que aproximadamente comprende la zona donde cayó la manga de piedra, en su mayor porcentaje está comprendida por plantaciones de vides destinadas a uvas de exportación, que para ser vendidas al exterior tiene normas estrictas de presentación y calidad que se deben respetar. Otro dato no menor, es que teniendo en cuenta los valores altos que tienen por estos días en el mercado las uvas de mesa, se especula que es bastante cuantiosa la pérdida económica que tendrán que afrontar los empresarios. Otro viñatero afectado, pero en menor medida, fue el dirigente Juan José Ramos, a quién le cayó piedra en apenas una porción de sus parrales.

Como ocurre en estos casos, en las horas inmediatamente posteriores al fenómeno es difícil establecer porcentajes de pérdidas definitivos, y por lo general el relevamiento final demora una semana.

Por otro lado y atento a los antecedentes que tiene el departamento Sarmiento, donde en temporadas anteriores sufrió los abatares de la piedra, esta vez pudo zafar, según comentaron los chacareros que tienen plantaciones de melones en la zona de Cochagual, Agustín Maña y Raúl Sarmiento.

San Juan venía esquivando por el momento las granizadas, que si ya habían afectado y duramente, los distritos de Lavalle y General Alvear, en la vecina provincia de Mendoza, donde las pérdidas en algunos lugares fue del 100%.

Comentá la nota