En Chimbas pagarán más por alumbrado los que más consumen

El proyecto de ordenanza fue remitido por el Ejecutivo municipal y lo aprobó el Concejo Deliberante. El incremento comenzará a regir desde noviembre. El municipio espera sanear el déficit que tiene a causa del alumbrado público y equilibrar las cuentas en este ítem.
Con duros cruces mediáticos, los concejales de Chimbas aprobaron una ordenanza para incrementar los valores en concepto de alumbrado público que pagan los vecinos.

Más allá de la gestión deficitaria, por cualquier motivo que se pueda esgrimir, lo cierto es que una vez más la noticia en Chimbas pasó por el Concejo Deliberante. Los concejales aprobaron una ordenanza que llegó desde el Ejecutivo municipal y que responde a elevar la recaudación por el alumbrado público en el departamento.

La iniciativa consiste en mantener la tasa fija en $7,40 (lo que actualmente pagan los vecinos de Chimbas) y de la contribución municipal y la tasa de alumbrado público, se afectaron las variables que son un porcentual de lo que consume cada medidor, eso se afecta con un determinado porcentaje.

En este incremento de porcentuales, dependiendo el consumo del frentista, surge una iniciativa que desde el municipio calificaron como solidaria hacia los que menos tienen. Justamente tiene que ver con lo que pagarán los vecinos ya que a más consumo en la vivienda más se pagará de alumbrado público, salvo que el consumo esté por debajo de los 130kw, eso hará que el frentista directamente no pague tasa fija. Por otro lado, los que consumen más de esa cantidad, la gran mayoría, sí se verán afectados y deberán pagar lo que se fije por consumo. En definitiva, pagarán más los que más consumen en sus domicilios.

A pesar de ser un sistema que depende de los casos individuales de consumo para determinar el incremento, el grueso de los frentistas, medidos por consumo, sufrirán un incremento del 40% en la tasa de alumbrado. Los que más consumen energía, que según el estudio que avala la ordenanza son un total de 3.909 frentistas, han sufrido un incremento del 94%, es decir que de $9,75 que pagan actualmente se irán a $18,93.

Cuestión económica

Esta medida, según manifestó el intendente de Chimbas Mario Tello, no solamente dará chances de mejorar el sistema de alumbrado sino que también dará la posibilidad de mejorar la recaudación, a tal punto que se habla de un superávit.

“Esto nos permite que nosotros tengamos un ingreso específico para alumbrado público que cubrirá el consumo de alumbrado, los gastos administrativos, los costos de mantenimiento actualizados a los valores de los insumos, un plan de obras nuevas y de remozamiento, los costos imprevistos y quedaría un superávit de 377 pesos”, dijo Tello.

Deuda reconocida

El intendente de Chimbas reconoció que el sistema de alumbrado público en el departamento es deficitario en resultados ya que falta mantenimiento y obras para dar mejor cobertura y por tal motivo mayor seguridad en diferentes zonas denominadas “calientes”.

“En todo el departamento hay falencia de alumbrado público. Hay cosas que cambiar que reparar y hacer, por eso se toma esta medida. La población tendrá que entender que si se cae el sistema de alumbrado público es porque el municipio no tiene recursos para hacer el mantenimiento y las obras”, agregó Tello.

Comentá la nota