Chile también sube el gasto para paliar la crisis

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunció un plan de estímulo fiscal por US$ 4.000 millones, equivalentes a 2,8% del PBI chileno, destinado a paliar los efectos locales de la crisis mundial, y alcanzar un crecimiento económico estimado entre 2 y 3% en 2009, menos que la expansión de estos años pero que al menos mantenga un ritmo de crecimiento positivo.
El plan de la gobernante socialista incluye un incremento en la inversión pública en infraestructura por US$ 700 millones y un bono mensual desde marzo de 40.000 pesos chilenos (US$ 63) para 1.700.000 familias que beneficiarán a 3,5 millones de personas de los hogares más pobres. "Enfrentar esta crisis será la prioridad de mi gobierno este año. Dije que íbamos a poner todas las herramientas a disposición para proteger a las personas de esta crisis internacional", señaló la mandataria.

La recesión mundial derrumbó los precios del cobre, principal sostén de la economía chilena, también afectada por la inflación y una fuerte devaluación del peso.

Las medidas anunciadas la noche del lunes pretenden crear unos 100 mil puestos de trabajos directos e indirectos a través de la modernización de rutas, calles y proyectos de urbanización en todo el país, como también subsidios a la capacitación de trabajadores.

La mandataria anunció la suspensión del "impuesto de timbre y estampillas" que busca estimular la suscripción de créditos, tanto de consumo como hipotecarios, además de inversiones para las pequeñas y medianas empresas. La propuesta implica un incremento adicional del gasto público en 2009 de 1% del PBI para totalizar 10,7%, además de otros recursos por reducción de impuestos.

"Soy optimista de Chile y su futuro. Los chilenos sabemos cómo salir adelante, sabemos cómo poner el hombro en tiempos de adversidad, y lo demostraremos una vez más", concluyó Bachelet.

Las medidas fueron anunciadas el mismo día que el Banco Central informó que el crecimiento económico de noviembre del año pasado fue de 0,1%, el más bajo para ese mes en cinco años. El desempleo además se elevó al 7,5% en el trimestre septiembre-noviembre de 2008.

A Bachelet le queda un año de gobierno. En diciembre se enfrentarán electoralmente el derechista Sebastián Piñera y presumiblemente, por la concertación oficial, el democristiano Arturo Frei.

Comentá la nota