Chile restableció el tránsito en los pasos aduaneros

Los trabajadores aduaneros de Chile siguen en conflicto y reclamando recomposición salarial, entre otras cosas. Sin embargo, la medida no afectará de lleno a los pasos fronterizos donde se determinó que habrá actividad disminuida pero que se permitirá el paso.
Hay una tensa calma pero con un plan de contingencia en el paso aduanero chileno, donde los trabajadores habían realizado una medida de fuerza extorsiva para reclamar una recomposición salarial. Aunque los reclamos continúan y el diálogo con los trabajadores sigue su camino en el vecino país, con mucho tino se decidió que los pasos internacionales debían estar abiertos al tránsito. Es por eso que ayer a primera hora el paso por Agua Negra, como en el resto de los pasos a Chile, quedaron funcionando con normalidad, aunque con algunas demoras porque la cantidad de trabajadores no era la misma que habitualmente se tiene.

El reclamo salarial había puesto en jaque las vacaciones de mucha gente y lo mismo sucedía con empresas que pretendían trasladar productos por los cruces al país trasandino y viceversa. Esta situación que era generada por reclamos de los trabajadores aduaneros del vecino país, era tomada con pinzas pero con mucho malestar por el gobierno nacional. De todos modos y después de algunas horas de incertidumbre sobre el destino de las medidas de fuerzas adoptadas, representantes de los trabajadores chilenos dijeron que se seguiría con los reclamos y los diálogos y que la medida tenía continuidad pero que en los pasos fronterizos se implementaría un trabajo especial para no entorpecer la voluntad de otras personas, fundamentalmente cuando se trata de la posibilidad de quedar varados a más de cuatro mil metros de altura en medio de la alta montaña.

La situación fue aclarada a este medio por parte de los representantes gremiales de los trabajadores aduaneros de Chile, dato que fue corroborado por la Seccional Las Flores de Gendarmería Nacional que dijo que ayer ya volvió a la normalidad el tránsito vehicular y que el flujo no disminuyó como se esperaba, a pesar de haber difundido el conflicto laboral en la aduana chilena.

Según comentaron los sindicalistas chilenos, el conflicto continúa, por lo que no se descarta la posibilidad de que las medidas vuelvan a recrudecer y a generar el mismo problema.

Sin embargo, los gremialistas aseguraron que la intención es seguir con la medida de fuerza hasta las últimas consecuencias para lograr el cumplimiento a sus reclamos pero que los pasos fronterizos no se verán afectados porque en el peor de los casos trabajarán con menos personal pero seguirán trabajando y posibilitando el paso vehicular y de personas.

Comentá la nota