Chile: procesaron a 120 ex agentes de la policía secreta

Por el delito de coautores de secuestro calificado por participar en las operaciones represivas "Operación Cóndor", "Colombo" y "Calle Conferencia".
En medio de la tormenta de críticas al gobierno y el Ejército de Chile por la contratación de ex represores en las filas de la institución castrense, la Justicia del país trasandino procesó este martes a 120 ex agentes de la policía secreta (DINA) que prestaron servicio durante la dictadura militar entre 1973 y 1990. Es por su participación en los casos "Operación Cóndor", "Colombo" y "Calle Conferencia".

"Estamos mucho más cerca del final" del proceso y la verdad, dijo el juez Victor Montiglio, tras emitir las órdenes judiciales, catalogadas de "suma importancia" por activistas de derechos humanos. La resolución del magistrado afectó, entre otros, al propio general en retiro Manuel Contreras, jefe de la policía secreta en esos años, quien ya cumple condenas por 300 años de cárcel.

Los ex agentes, en su mayoría ex uniformados y policías, serán imputados por el delito de coautores de secuestro calificado en esas operaciones represivas en las que murieron decenas de opositores a la dictadura, entre ellos la cúpula del Partido Comunista que fue visitada en su lugar de reclusión clandestina por el propio ex dictador Augusto Pinochet, como consta en la investigación judicial.

Entre los acusados hay 60 ex agentes que jamás fueron imputados en otras causas de derechos humanos. Entre ellos 50 ex miembros del Ejército y otros diez de la Fuerza Aérea y Carabineros. "Estos procesamientos deben terminar en penas de cárcel, sino sería una parodia de justicia", exigió la vocera de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Mireya García.

Uno de los abogados del Programa de Derechos Humanos del gobierno, Boris Paredes, dijo que el juez pidió reserva sobre el nombre de los imputados, hasta que éstos sean notificados de su procesamiento durante la semana. "Se ha avanzado mucho, está avanzándose cada vez más en esclarecer la responsabilidad criminal de los delincuentes", agregó el abogado.

En Chile, 3.100 personas fueron ejecutadas o desaparecidas durante la dictadura. Por su parte, la tortura golpeó a 50.000 personas, incluidos menores de dos años, según informes oficiales.

Comentá la nota