Chile gestionaría agua de Chubut para abastecer sus zonas mineras

Chile busca importar agua desde Argentina para abastecer emprendimientos mineros ubicados sobre la cordillera, cerca del límite entre ambos países. Chubut, Salta, La Rioja y Santa Cruz han sido mencionadas como las áreas donde se gestionarían recursos hídricos para la minería chilena, según informes de prensa conocidos ayer.
El ministro de Obras Públicas de Chile ha sostenido al respecto, que el tratado minero binacional da la posibilidad «de hacer un uso compartido de las aguas».

Argentina y Chile tienen un tratado minero en el cual se ha conversado también la posibilidad de hacer un uso compartido de las aguas y un mejor aprovechamiento y, según se supo, las autoridades chilenas habrían puesto sobre la mesa la idea de iniciar conversaciones para regular este tema, teniendo en cuenta la falta del recurso hídrico en ese país.

La necesidad de agua está haciendo que el gobierno trasandino vea con muy buenos ojos el recurso hídrico con que cuenta Chubut y Santa Cruz, para paliar la demanda de las empresas.

El eje central del planteo chileno sería la inclusión en la agenda de la posibilidad de exportación de agua en zonas limítrofes, donde hasta ya se habla de la conformación de una comisión técnica para evaluar todos los factores.

Aunque la escasez de agua en Chile se registra principalmente entre la I y III Región y son varias las empresas que están buscado alternativas de abastecimiento, el problema también está impactando a los emprendimientos mineros del sur chileno, que limitan con Chubut y Santa Cruz. Mientras que opciones como la desalinización del agua marina está descartada por los elevados costos, la importación abarataría significativamente el abastecimiento hídrico a las zonas mineras. El tema, además de ser complejo, podría culminar en la realización de acuerdos individuales, aunque la necesidad de apostar a una gran minería estaría acelerando las gestiones para promover una solución a partir de los recursos de agua con que cuenta la Argentina.

Comentá la nota