Hay 500 mil chicos que no trabajan ni van a la escuela

Son datos del ministerio de Desarrollo Social bonaerense, que planea asistir a 50 mil chicos en riesgo en los próximos seis meses
"Mi trabajo es evitar que los chicos caigan [en el delito]." El ministro de Desarrollo Social Bonaerense, Baldomero Alvarez de Olivera se refirió así al programa de responsabilidad social compartida entre el Estado y las empresas Envión. Y aseguró que su prioridad es contener a los "500 mil chicos que están en riesgo de vulnerabilidad social" en la Provincia.

En efecto, el programa Envión, que se originó en Avellaneda cuando Alvarez de Olivera era jefe comunal de ese distrito, ya firmó sendos convenios con 35 municipios bonaerenses, y prevé asistir, en los primeros seis meses, a 50 mil jóvenes de la Provincia.

"La idea es que los chicos aprendan algo", manifestó el ministro a este diario. Es que el programa busca que los jóvenes "puedan elegir y desarrollar un proyecto de vida" que supere los condicionamientos socio familiares de origen.

El viernes último, el ministro inauguró la primera sede del programa en Mar del Plata, que cuenta con dos plantas divididas en aulas, una cocina y una sala de usos múltiples, con un total de 160 metros cuadrados de superficie. Allí se dictarán clases de apoyo escolar, talleres de teatro, plástica, música, informática, radio y deportes, a unos 60 chicos de entre 12 y 21 años.

La cifra de los 500 mil jóvenes en riesgo que no trabajan ni van a la escuela, surge _según detalló el ministro a este diario_ del 20 o 25 por ciento de pobreza e indigencia que hay en la Provincia.

Según explicaron desde esa cartera, el programa tiene dos turnos: de 9 a 12 y de 12 a 17. Allí, los chicos desayunan, almuerzan y meriendan, practican deportes, aprenden oficios, realizan actividades recreativas, y, a través de convenios con el sector privado, obtienen pasantías laborales rentadas.

"Son pasantías, que luego se transforman en trabajos estables", se entusiasmaron varios funcionarios que trabajan junto al ministro.

Hasta el momento, ya adhirieron al programa los municipios de General Pueyrredón, Almirante Brown, San Fernando, Ituzaingó, Merlo, Escobar, Pilar, San Isidro, Vicente López, José C. Paz, General San Martín, Lanús, Tres de Febrero, San Nicolás, Bahía Blanca, Olavarría, Esteban Echeverría, Lomas de Zamora, Luján, Morón, Zárate, La Matanza, Florencio Varela, San Miguel, Avellaneda, Pergamino, Quilmes, Tandil, Vicente López, y Tigre.

EXPERIENCIA

El programa nació en 2005, y en una primera etapa se implementó en el barrio Villa Tranquila, en Avellaneda, con el objetivo de integrar a los jóvenes al sistema educativo y enseñarles un oficio.

"Realizamos un censo, que arrojó que había 263 adolescentes de 13 a 18 años que no habían completado sus estudios secundarios ni concurrían a la escuela. No tenían trabajo, y alguno incluso eran jefes de hogar", contó el ministro.

En el ministerio de Desarrollo Social no se cansan de repetir que Envión no fue un programa "diseñado desde un escritorio", sino que, por el contrario, nació de la experiencia de gestión en el conurbano.

Como consecuencia de la buena recepción que tuvo el programa, en la actualidad también se lleva a cabo en los barrios de Isla Maciel, Villa Corina y Villa Luján. Y cada uno de los chicos recibe una beca económica de parte de un grupo de 17 empresas del partido que colaboran con el programa.

MATICES

Pero para otros funcionarios del ministerio -que aseguran apoyar al programa por considerarlo un "paliativo" a la situación de extrema pobreza que se vive en el Conurbano-, el "Envión" no puede pensarse como única respuesta al problema de los adolescentes en riesgo.

En este sentido, una funcionaria de alto rango de ese organismo opinó que en una segunda etapa, el programa (que en principio trabaja sólo con los municipios) debería "apoyarse también en las Unidades de Desarrollo Infantil (UDIS)", que son alrededor de 2 mil en toda la Provincia, y asisten a unos 100 mil jóvenes, porque _según dijo_ "le ponen más corazón".

ENVION

35 comunas de la Provincia ya adhirieron al programa de inclusión para jóvenes Envión que implementó el ministerio de Desarrollo Social. El plan nació en Avellaneda, donde logró incorporar a unos 500 jóvenes con el patrocinio de 17 empresas.

Comentá la nota