Los chicos sólo quieren escuchar que los árboles quedarán de pie

Finalmente, ayer el intendente los recibió junto con el secretario de Gabinete Héctor Vitale. Dialogaron, pero los chicos dijeron a la salida que esperan la decisión más deseada: que no talen los dos árboles de la discordia.
Inflexibles. Así se mostraron los chicos defensores de los dos eucaliptos del Parque Mitre, que ayer se reunieron con el intendente José Eseverri. Finalmente, el jefe comunal los recibió en un encuentro del que participaron también algunos profesionales de la arquitectura. Durante la reunión el intendente les dijo que esperarían a los técnicos de La Plata para determinar qué medida tomar con los dos árboles que se han convertido en el tema central de la agenda local.

Sin embargo, la respuesta que esperan los chicos es solo una: que los árboles no se talen. "Va a venir un especialista, pero nosotros ya trajimos un informe donde ya nos expedimos", comentó Juana Vitullo, una de las arquitectas que participó de la reunión. El compromiso asumido fue estudiar los árboles juntos. "Si el árbol corre peligro, y no se puede hacer ninguna obra para mantenerlo, no dijo que lo sacaría pero si se puede hacer una obra la va a hacer. Lo bueno es que el especialista no va a venir de noche, ni a escondidas". Ahora bien, ¿que pasa si los técnicos dicen que no se puede hacer una obra para sostener a los árboles? La respuesta fue inmediata: "eso no existe. No está dentro de las posibilidades. Porque nosotros hemos hecho muchas consultas", respondió Vitullo.

Los jóvenes, mientas tanto, tenían una sensación compartida: "nos parece que el intendente no se interiorizó de nada antes de la reunión porque no sabía nada, ni la especie de eucaliptos, ni la idea, ni le importaba que sean tan importantes los árboles y está diciendo que plantan diez por cada uno que se corta y que la obra va a servir", comentó Sibila, una de las chicas que acampa en la zona.

Junto con Francisco, Iván y Judith dudaron del cumplimiento de la promesa de no tirar los árboles por ahora. Y dijeron que no se van a mover de la carpa donde están, a pesar del frío de las últimas jornadas. "Nosotros en lugar de decir, hacemos", aseguraron.

Y agregaron que "si (el intendente) dice que hay peligro, queremos llegar a un acuerdo para que no se saquen, que haya un muro de retención que sostenga el árbol, porque habiendo tanto cemento en el parque del bicentenario, queremos que se pueda hacer algo para sostenerlo y que no corra riesgo de caída".

Los chicos no confían "para nada" en la capacidad técnica ni de quien viene ni de quien está acá en Olavarría sosteniendo que los árboles se deben sacar. "La falla estuvo desde un comienzo en el proyecto, en la consecuencias del proyecto. Se vieron mal las cosas y se siguen viendo mal", aseguró Judith, segura que las opiniones sobre talar o no están relacionadas con la relación con ser funcionario municipal o no. "Nosotros no consideramos que sabemos mas que ellos, pero ellos son empleados municipales", aseguró Francisco.

Para Luis Rodríguez, otro de los adultos que participó de la reunión con el intendente, la sensación es "de incertidumbre. Pero por otro lado veo posibilidad al diálogo y a que estemos presentes cuando esté el especialista que vendrá de Provincia".

A los chicos, en cambio, el acercamiento del intendente no los completa. Lejos de toda posibilidad de acercamiento a pesar de haber sido recibidos por quien ellos pretendían ayer dijeron claramente que "a nosotros no nos importa el acercamiento, queremos llegar a un acuerdo y llegar a una solución de no a la tala de esos árboles. Desde el acercamiento la verdad que no me importa", dijo Judith. Sin embargo, reconoció que había ido al Municipio "para llegar a un acuerdo de que no talen el árbol". De ese punto no se mueven. "Que no tiren los árboles y listo, todos contentos y felices", aseveró Francisco.

- ¿Son inflexibles?

-No, queremos llegar a un acuerdo.

- Al acuerdo que ustedes quieren, eso es ser inflexible.

-Hay muchos profesionales que dicen que no corren peligro.

Los chicos sólo quieren escuchar una postura: la propia. Y por eso dicen que continuarán acampando bajo los árboles.

Comentá la nota