"A 46 chicos acompañamos ya desde el octavo año hasta su egreso del secundario"

En los estudios de Radio Uno 99.9, las licenciadas Rosalía Casals y Silvia Castillo explicaron el funcionamiento de esta Asociación Civil que se dedica a colaborar con distintas familias en la promoción integral de lamisma, abarcando desde un principio sólo a la mujer para extenderlo a adolescentes que cursan el nivel secundario.

Consultadas sobre qué es específicamente la PIFF (Promoción integral de la Familia formoseña), explicaron que "es una asociación civil para colaborar con la familia y la sociedad para la promoción integral, que en este caso se aboca a mantener la matrícula de los chicos para retenerlos en la escuela".

Historia importante

La historia de esta importante asociación nace cerca de 1999 como necesidad de acompañar, estimular y revalorizar a las mujeres en situación de violencia: "Realizamos talleres preventivos con la idea de hacer tomar dimensión real a las personas de este problema social porque lo importante es siempre que los involucrados entiendan lo que se hace y para qué se hace".

Sobre las formas de trabajo, comentaron las profesionales que tuvieron que hacerlo mucho tiempo sin personería jurídica, con los inconvenientes que eso genera. "Después empezamos a involucrarnos más en la familia y adolescentes puntualmente cuando detectamos en la escuela esa necesidad de acompañar al chico en toda su formación.

Así empezamos y logramos muchas cosas este tiempo".

Composición

La comisión de la asociación la componen varias personas, pero el número que trabaja intensamente y en forma permanente son seis, a los que se le suman los colaboradores que acompañan en la organización.

Pero esta pequeña entidad fue creciendo año tras año, hasta que en el 2003 se entrecruzan los caminos con Cimientos, que es "una organización nacional y trabaja con becas. Empezamos trabajando a full en dos escuelas: la Nº 41 del barrio Simón Bolívar y la 24 el barrio 2 de Abril", sostiene Casals.

Comentá la nota