89 mil chicos y 29.400 familias reciben ayudas alimentarias

La gran mayoría son aportes en Vales Pro Familia y alimentos en las escuelas. Cerca de 10 mil chicos de hasta 5 años asisten a los comedores.
Aunque se trata de un análisis parcializado, no deja de ser un dato que refleja dos aspectos sociales de gran preocupación: por un lado, la vulnerabilidad social de un gran número de catamarqueños que demandan del Estado la contención básica para alimentarse a sí mismos o alimentar a su familia, y por otro lado, la importancia del número de personas que reciben esta ayuda alimentaria permite deducir el crecimiento de la pobreza y la falta de oportunidades laborales genuinas.

Estas conclusiones surgen de los datos proporcionados por la subsecretaria de Familia del ministerio de Desarrollo Social de la provincia, Claudia Ruibal, quien es responsable de la ejecución de los cinco programas insertos en la Dirección de Promoción Socioalimentaria del ministerio.

Los cinco programas son: el Pro Familia, que se encarga de la entrega de módulos alimentarios y de los Vales Pro Familia, a un total aproximado de 29 mil familias (unas 23 mil reciben los Vales, el resto, bolsones); el Programa Pro Igualdad de Oportunidades (PIO), que asiste a 79.854 alumnos de las escuelas de toda la provincia, de 5 a 14 años; el programa de Comedores Infantiles, que aporta alimentos para 9.863 chicos de 0 a 5 años en los comedores de toda Catamarca; el de Hornos Comunitarios, con un universo de asistencia de 182 familias aglutinadas en el funcionamiento de 29 hornos en todo el territorio provincial; y finalmente, el programa de Cocinas Comunitarias, que acerca aportes alimentarios a 275 familias en particular de los conglomerados urbanos del Valle Central en 39 cocinas funcionando.

Sólo con el Pro Familia, son 29 mil familias las que reciben la ayuda alimentaria, consistente en vales de $150 a $170 pesos mensuales, o en módulos alimentarios que representarían, igual que los vales, una ayuda correspondiente al 30 por ciento del valor de la canasta básica alimentaria.

Si se suman todas las familias incluidas en los programas descriptos (vales, bolsones, hornos comunitarios y cocinas), la suma señala que más 29.400 familias reciben un aporte del Estado para comer.

Por otro lado, 89.717 chicos de 0 hasta 14 años, son asistidos nutricionalmente en sus escuelas o en los comedores infantiles.

Estos dos números tienen una relevancia más que considerable, si se debe evaluar cuál es la cantidad de personas cuya realidad socioeconómica demanda una ayuda Estatal para poder comer.

Otro dato que no puede quedar afuera es que los aportes no son "excluyentes": el hecho de que una familia reciba los vales no implica que sus hijos, por caso, no puedan asistir a los comedores infantiles.

"De hecho, la estrategia es que toda la realidad familiar pueda ser contenida con los diversos programas que tiene en funcionamiento el ministerio", aseguró Ruibal en el diálogo con este diario.

Mes por mes

Sólo para el Programa Pro Igualdad de Oportunidades, para los chicos en edad escolar, el Estado Provincial desembolsa cerca de 2 millones de pesos cada 40 días, para realizar los aportes alimentarios a los 79.854 alumnos de las escuelas públicas de la provincia. El menú que se prepara varía de acuerdo con el régimen de la escuela, su ubicación geográfica, y si los alumnos asisten a la mañana o a la tarde o si tienen jornada completa. Aún así, dividiendo los 2 millones de pesos, en la cantidad de alumnos, se reparten poco más de 25 pesos por cada alumno, que deben alcanzar para darle de comer durante 40 días. Es decir, se pueden gastar 62 centavos y medio por día, por cada chico en los comedores de las escuelas.

En los comedores infantiles la situación no cambia. Si bien no hay una estimación global, se calcula que la inversión es de 80 centavos por niño y por día, también en períodos de 40 días. En los hornos comunitarios, se reciben $8.100 cada 20 días para 182 familias, y en las cocinas, $55 mil cada 20 días para aportar los ingredientes para 275 núcleos familiares en todo el territorio provincial.

Comentá la nota