Chichi" Sosa: "Jalile es la pata radical del viejo peronismo"

El legislador provincial y presidente de la Corriente Progresista Radical (línea interna de la UCR), José "chichi" Sosa criticó duramente al sector jalilista por aliarse con el interbloque del PJ para tomar la presidencia de la Cámara de Diputados y lo calificó como "la pata radical" que integra el "viejo peronismo".
Sosa cuestionó duramente el accionar de Jalile y sus dos diputados, Luis Barrionuevo y Alfredo Gómez, aunque al mismo tiempo llamó a la reflexión al propio frente gobernante, cuyos principales operadores no pudieron contener al jalilismo.

En este sentido advirtió sobre la necesidad de "prestar atención a las señales y al llamado de la dirigencia" para salir del letargo y aburguesamiento en el que cayó el oficialismo provincial.

Sosa advirtió que lo acontecido en la Cámara baja el último miércoles "es el emergente de un esquema político donde al viejo tronco peronista, compuesto por Ramón Saadi, Luis Barrionuevo, Armando "Bombón" Mercado, la Renovación Peronista, se le suma ahora la pata radical del MIRA que responde al intendente de Valle Viejo, Gustavo Jalile".

En este punto, le marcó al jefe comunal chacarero que su lugar ya no está dentro del radicalismo, sino que, por el contrario, deberá jugarse las chances con vista a las elecciones generales de 2011 dentro del propio peronismo.

"El primer paso fue mantener la conducción de la Cámara baja y uno debe reconocer que les fue bien; el segundo paso tendrá que ver con la generación de una propuesta provincial para el año 2011, luego de la interna justicialista del año que viene", ironizó el legislador radical.

No obstante, y más allá de los cuestionamientos propios a Jalile, Sosa también lanzó una advertencia al propio Frente Cívico y Social. "El tema Jalile tiene que hacer reflexionar al Gobierno y especialmente a sus funcionarios, sobre la necesidad de diálogo y de apertura, sobre la urgencia de contener a los dirigentes a lo largo y a lo ancho de la provincia, que a veces lo único que solicitan es eso: ser escuchados".

En este punto, el presidente de la CPR pidió "dejar de lado la soberbia y ponerse a la altura de lo que estamos viviendo como partido de Gobierno". Y concluyó con una fuerte proclama: "Muchos no estamos dispuestos a dejarnos arrastrar por quienes se aburguesaron o perdieron el sentido trasformador del proyecto".

Comentá la nota