Chiche Duhalde celebró el portazo de Solá y no descartó que su marido se involucre en la pelea electoral

Chiche Duhalde celebró el portazo de Solá y no descartó que su marido se involucre en la pelea electoral
"La decisión de Felipe era necesaria", evaluó; en diálogo con lanacion.com destacó además que su marido "sabe de política más que casi el 100 por ciento de los dirigentes", pero admitió que su futuro "dependerá exclusivamente de él"; además, dijo que Cobos es presidenciable y advirtió que Kirchner "cometería un gran error" si fuera candidato
El lento reacomodamiento de las piezas del tablero político, acelerado en los últimos días por el acuerdo entre Elisa Carrió y la UCR, los tironeos en torno a Julio Cobos y la ruptura de Felipe Solá con el kirchnerismo, vuelven a poner al duhaldismo en el centro de la escena.

Lejos de la energía y efusividad que desplegó la madrugada en la que el Senado frustró el sueño oficialista de las retenciones móviles, en un tono calmo y pausado, Hilda "Chiche" Duhalde, hizo una exhaustiva evaluación de la coyuntura política con miras a las elecciones, no sólo del año próximo, sino también a las presidenciales de 2011.

En un reportaje con lanacion.com, la senadora celebró la determinación de Solá, evaluó el rol que podría tener Eduardo Duhalde en el nuevo mapa político, postuló a Cobos como presidenciable y advirtió que Néstor Kirchner no debería ser candidato. También admitió que la situación del PJ disidente de cara a 2009 es aún incierta.

- ¿Cómo evalúa la ruptura con el kirchnerismo que ayer oficializó Solá?

- Es una decisión buena y necesaria. Algo que yo vengo planteando desde 2005, cuando empecé a observar lo que iba pasando con el modelo de Kirchner: un modelo prepotente, autoritario, que iba devastando las instituciones. Yo ya lo veía y otros necesitaron más tiempo para madurarlo. Pero creo que es un proceso que va a ir dándose naturalmente.

¿Cómo ve el reacomodamiento del escenario para 2011?

- Todavía es muy pronto. Hay atisbos de liderazgos que van apareciendo, algunos con más fuerza que otros. Pero no nos olvidemos de que venimos de años de destrucción de los partidos políticos. Tanto el justicialismo como la UCR tienen que reconstruirse. Más cerca del proceso electoral, los liderazgos van a ir apareciendo más claramente.

- ¿A qué lideres ve "empezando a aparecer"?

- En el peronismo, en la provincia de Buenos Aires, aparecen De Narváez y Solá. Seguramente aparecerán otros.

- ¿Es un momento propicio para que su marido empiece a tener una presencia más pública en el escenario político?

- Son decisiones de él.

- ¿Le parece conveniente?

- Lo que me parece conveniente es que todos los actores políticos, y, sobre todo, los de mayor experiencia en la gestión, den su opinión. Por supuesto que Duhalde tiene su pensamiento. Pero si lo quiere hacer público o no es una decisión de él.

- ¿Usted le aconsejaría que lo hiciera?

- Yo no hago esas cosas. Es un hombre que sabe de política, mucho más que el 99 por ciento de los dirigentes, por no decir el 100. Si él evalúa que su palabra puede ser importante, lo hará.

- ¿Tiene futuro el acuerdo UCR-Carrió?

- Es difícil de pronosticar. Son tiempos de mucha volatilidad política. Me parece bien que quienes provienen del radicalismo, como Carrió, traten de conformar un espacio alrededor del radicalismo orgánico que conduce [Gerardo] Morales.

- ¿Aceptaría sumarse a un espacio liderado por Macri?

- Yo estoy trabajando con Francisco de Narváez en la provincia de Buenos Aires. Conozco la conformación del espacio de Felipe [Solá] y con Macri no se qué puede pasar en el futuro.

- ¿Cree posible un acercamiento entre Solá y Macri?

- Puede ser. No estoy en las conversaciones de ellos.

- ¿Dónde cree que va a quedar Cobos?

- Nadie lo sabe. Cobos tiene mucho reconocimiento de la sociedad en este momento. Me parece un hombre moderado, serio. Lo veo funcionar en el Senado y me gusta su perfil, pero saber si va a trabajar para la reconstrucción del radicalismo o va a hacer alianzas, es imposible.

- ¿Lo pondría entre los presidenciables?

- Claro que sí. Creo que es una de las personas que hoy concita la atención de mucha gente. Pero no sé que hará.

- ¿Qué lugar va a ocupar el PJ disidente en el nuevo mapa que empieza a tomar forma?

- Yo estoy concentrada en mi trabajo con De Narváez en Buenos Aires. Me gusta su propuesta y lo estoy acompañando.

- ¿Y a nivel nacional?

- Es una incógnita. Todavía no aparecen liderazgos fuertes del justicialismo que me enamoren. Aparece Solá como candidato a diputado en 2009. Eso es lo que hoy sabemos. El resto son todas especulaciones.

- ¿Y Scioli?

- Está con enormes dificultades de gestión en la provincia. A mí me decepcionó como gobernador. Creí que tenía más condiciones. Su futuro político está absolutamente atado al éxito que pueda tener el kirchnerismo.

- ¿Cree que finalmente Néstor Kirchner va a ser candidato en 2009?

- Lo evaluará de acuerdo a lo que digan las encuestas. De todas maneras, creo que cometería un gran error.

- ¿Por qué?

- Porque está muy mal con la sociedad. La sociedad se está enojando con la dirigencia política en general. Y todo lo que pasó estos últimos años contribuye. No sólo el desaprovechamiento del viento de cola y del crecimiento, sino también todo lo que gestó Kirchner alrededor de la destrucción de los partidos políticos y de las instituciones. Me parece que esto va siendo comprendido por la sociedad.

- ¿De qué va a depender la decisión final del ex presidente?

- Kirchner no es un tonto. Va a seguir con atención la evolución de la gestión de su mujer. Es una sociedad política que actúa en tándem y Kirchner no va a dar un paso que le cueste un resultado negativo.

- ¿La elección del año que viene puede poner en peligro la mayoría parlamentaria del kirchnerismo?

- Sin duda. Si siguen cometiendo errores, si siguen manejándose de manera autoritaria con las cámaras, en algún momento el Congreso se va a dar cuenta de que su rol es otro y va a ponerse de pie.

- ¿Pero cree que esto se va a traducir en votos?

- Cada uno de nosotros tiene que trabajar para eso. Para lograr un Congreso con fuerzas más equilibradas en 2009.

- ¿La oposición está en condiciones de lograrlo?

- Hoy no. Hay que trabajar para lograrlo.

- ¿La elección del año próximo es demasiado pronto?

- No. Podría avanzarse bastante antes de las elecciones

- ¿Cómo define al justicialismo hoy?

- Como un gran partido que esta pasando una profunda crisis y al que le va a costar reconstruirse. Es muy difícil transmitir el peronismo en el que creo teniendo a la vista el peronismo ejercido por [Carlos] Menem o por los Kirchner.

- ¿Ese peronismo en el que cree está en condiciones de pelear por la presidencia en 2011?

Dependerá de las figuras que aparezcan. Pero sí estoy segura de que la gente va a querer otra cosa. Otra calidad de personas.

- ¿Alguien como Solá alcanza?

No lo sé. Se verá con el tiempo. Tengo un afecto por él de muchos años, más allá de diferencias que hemos tenido. Es una persona muy querible.

- ¿Pero está en condiciones de ser presidente?

No lo sé. Tampoco sé si él lo quiere ser. Hoy lo que tengo claro es que quiere ser diputado peronista en 2009.

Comentá la nota