Chesini quiere agotar el diálogo para asegurar consensos en la Ley de Trismo

Bregó por "una ley que favorezca al turismo y no a los intereses de un sector; que proteja a los trabajadores y fortalezca al Estado frente a los oportunistas de siempre".
El senador Osvaldo Chesini (PJ-Gualeguaychú) puso en duda que sea una "necesidad imperiosa" sancionar una ley de Turismo, cuyo debate "le provoca a una industria sin chimeneas, demasiado humo y poca claridad" ya que "con una temporada lanzada; con irremediables problemas frente a las inundaciones, resulta inentendible la premura por sancionar un proyecto que aún no tiene el consenso de los legisladores ni el respaldo social necesario para convertirse en ley".

"Hemos tenido los entrerrianos –dijo– varias y tristes experiencias sobre los resultados de las iniciativas sancionadas al calor de la necesidad y al desamparo de los consensos", repasó Chesini y advirtió que "no hay nadie, ni nada, que explique claramente cuál es la urgencia en sancionar este proyecto que, como dijo el gobernador Urribarri, data de 2007 y ahora, a semanas de terminar el año, debe, imperiosamente, convertirse en ley".

Para el senador "ya acumulamos un buen número de leyes que, por falta de reglamentación, no son operativas. Y, ahora, frente al cierre del año, nos sorprende la embestida por una nueva norma que nadie puede precisar cómo se acordó ni tampoco las razones de su demanda".

"Trabajadores preocupados por su suerte y con memoria frente a otras iniciativas que fueron sancionadas como solapados regalos navideños, reaccionan frente a esta propuesta con preocupación, Ya pasaron ellos – advirtió Chesini- sus diciembres con la 8706; la 9235, su decreto reglamentario el 285 y las apreciaciones de Domenicone, cuando el Estado, como ahora se mostraba deficitario pero no había propuestas para volverlo rentable y, más recientemente, cuando modificaron su Régimen Jurídico Básico a pesar de los acuerdos que se habían alcanzado antes".

Chesini, que mantuvo reuniones, junto a otros legisladores de su departamento y de otras bancadas, con el arzobispo de Gualeguyachú, Jorge Lozano y también participó del encuentro con el gobernador Urribarri, este lunes, se mostró partidario de "reforzar el diálogo" entre las partes alcanzadas por el proyecto y agotar esa posibilidad "hasta que los legisladores podamos asegurar que realmente tenemos un acuerdo : Una ley que favorezca al turismo y no a los intereses de un sector; que proteja a los trabajadores y fortalezca al Estado frente a los oportunistas de siempre", resumió RecintoNet

Comentá la nota