Cheques, letras y pagarés

El gobernador Binner despachó a la Legislatura otro paquete para aliviar las cuentas en rojo y pagar los sueldos públicos. El mensaje 3694 aterrizó a media tarde en el Senado y sorprendió a oficialistas y opositores.
El gobierno de Hermes Binner solicitó ayer a la Legislatura que lo autorice a girar cheques en descubierto, emitir letras y pagarés, contraer deudas a saldar en el mismo ejercicio, utilizar el 100 por ciento del Fondo Unificado de Cuentas Oficiales (FUCO) lo que significaría dejarlo en cero , transferir partidas para obras públicas a gastos corrientes y cobrar una sexta cuota de la patente automotor de este año. Todo, para equilibrar la caja y pagar aguinaldos y sueldos públicos. "Es el único camino para cumplir en tiempo y forma con el pago de los salarios a todos los empleados de la Administración", dijo el gobernador. El mensaje 3694 aterrizó a media tarde en el Senado y sorprendió a oficialistas y opositores. El presidente del PJ, Ricardo Spinozzi, lo interpretó como un síntoma del "descalabro financiero" de la provincia y especuló que podría tratarse de "un plan B" por si demora el tratamiento legislativo del súper paquete que acumuló el presupuesto 2010, la reforma tributaria y una autorización para endeudar a la provincia por 1.600 millones que será rechazada por el PJ.

El pedido de Binner metió más tensión política en la Legislatura, donde la semana pasada la Cámara de Diputados sancionó el presupuesto, la reforma tributaria y el pedido para endeudar a la provincia por 1.600 millones. El súper paquete ingresó también ayer al Senado y fue girado a comisiones. Pero el PJ ya puso en marcha su plan alternativo: rechazará el endeudamiento genérico, evaluará el aumento de algunos impuestos, insistirá con la moratoria que aprobó hace quince días y pondrá bajo la lupa el presupuesto, en especial las obras públicas en los departamentos. El bloque mayoritario se mostró dispuesto a dar el debate en el recinto el miércoles que viene, y si eso ocurre, el súper paquete volverá a Diputados con modificaciones.

Pero en medio del tira y afloje, Binner despachó a la Legislatura otro paquete para aliviar las cuentas en rojo y pagar los sueldos públicos.

Es un proyecto de ley que propone:

* Utilizar "el 100 por ciento del Fondo Unificado de Cuentas Oficiales para cubrir necesidades transitorias del Tesoro". Hoy, una ley de la dictadura que debería modificarse, faculta al Poder Ejecutivo a echar mano "hasta el 80 por ciento" del FUCO.

* Autorizar al PE "a girar en descubierto, emitir letras, pagarés u otros medios sucedáneos de pago y contraer deudas a cancelar dentro del mismo ejercicio económico". Siempre con el mismo objetivo: "atender los desequilibrios transitorios de caja".

* Cobrar una sexta cuota de la patente automotor 2009, equivalente al 20 por ciento del gravamen.

En su mensaje, Binner explicó las urgencias de su gobierno. "Ante la necesidad de obtener fondos para atender los compromisos salariales, la existencias de caja que componen el FUCO constituyen el financiamiento más económico que la provincia puede obtener, equivalente a un préstamo a tasa cero en el mercado", explicó. Pero para eso, el gobierno debería disponer el 100 ciento por ciento del FUCO, lo que significaría dejarlo en cero. "Esa sería la solución más eficiente en la materia", abundó el gobernador. Y después justificó la sexta cuota de la patente en la necesidad de aliviar las finanzas de municipios y comunas que se llevan el 90 por ciento del impuesto.

El pedido de Binner provocó sorpresa y preocupación en el PJ. Spinozzi lo interpretó como un síntoma del "descalabro financiero" de la provincia. "Por primera vez en 37 años desde que fue creado el FUCO un gobierno pide que se lo autorice a utilizar el 100 por ciento. En realidad, nos pide dejarlo en cero para pagar sueldos y compromisos inmediatos. Y si a esto agregamos la autorización para girar en descubierto, estamos ante un descalabro financiero nunca visto", dijo.

"Es muy preocupante", insistió Spinozzi. "Estamos ante una situación delicada que el gobierno intenta disimular en la pública, pero que si uno mira los papeles queda reflejado que hemos tocado fondo".

El presidente del PJ especuló también que podría tratarse de un "plan B" del gobierno por si el presupuesto, la reforma y la autorización para endeudar la provincia se demora en el trámite parlamentario. "Todo esto es muy llamativo, así que vamos a esperar para dilucidar de qué se trata. Por lo pronto, ya nos dieron la razón en parte. Nosotros le habíamos pedido que manden tres proyectos distintos: presupuesto, reforma tributaria y la autorización para endeudar la provincia, pero el gobierno mandó uno solo. Ahora, manda por afuera la sexta cuota de la patente que ya estaba en el otro proyecto", concluyó Spinozzi.

Comentá la nota