Cheques: declaró una funcionaria

(General Pico) - La responsable del área de Acción Social del municipio de Miguel Cané, Maria Soledad Martín se presentó ayer en los tribunales piquenses para brindar una declaración testimonial en la causa que se investiga la desaparición de 11 cheques oficiales.
La funcionaria prestó su testimonio ante las autoridades del Juzgado de Instrucción 5, donde se trata de establecer el destino de los valores, que fueron denunciados por el intendente Carlos Fabricio Hernández como "extraviados".

La denuncia del confuso episodio fue realizada por el secretario tesorero de la comuna, Sebastián Avendaño, que se presentó en la fiscalía y, mediante un escrito, dejó constancia del faltante de los cheques correspondiente a una cuenta corriente del municipio abierta en el Banco de la Nación Argentina.

Al parecer, los cheques que desaparecieron fueron retirados durante el mes marzo cuando el tesorero estaba de vacaciones y el cargo fue ocupado por Martín. De acuerdo con una fuente judicial, el intendente siempre le dijo a su tesorero que los valores los "tenía en la casa". Meses después, el funcionario advirtió que uno de los valores, cuya numeración correspondía a los valores faltantes, había sido presentado al cobro y rechazado por falta de fondos. A raíz de eso, una financiera piquense inició una demanda al municipio, pues el cheque había sido canjeado allí.

Tras la denuncia del tesorero, el intendente se presentó en sede policial para declarar que nueve de los once cheques se habían extraviados. La controversia sacudió a la pequeña localidad y dejó al oficialismo en debilidad política y sin respuestas claras sobre el manejo de los dineros públicos.

El intendente brindó días después explicaciones ante los concejales que no conformaron. Además, no dio ninguna precisión sobre el destino de los dos cheques que no fueron declarados como perdidos. Uno de esos valores se supo públicamente que era por un monto de 30 mil pesos, pero del segundo permanece el misterio sobre el poseedor y el monto, aunque la fuente precisó que supera los 200 mil pesos.

El vocero indicó que en la mañana de ayer Soledad Martín dio detalles sobre los movimientos contables y la responsabilidad que le cabía a ella en esos momentos. También se pudo establecer que la justicia solicitó una serie de diligencias a los bancos, para determinar el movimiento de las cuentas corrientes municipales. No se descarta que en pocos días deba presentarse a declarar el intendente y expliqué qué paso con los cheques y cómo dos de ellos llegaron al circuito de las financieras.

A pesar de las declaraciones del intendente Hernández en el sentido de que el municipio no fue perjudicado ni afectado su patrimonio, desde la oposición local no están conformes con el manejo administrativo y cómo se realizan ciertas acciones vinculadas a la economía del municipio.

Comentá la nota