Cheppi volvió a mencionar la nacionalización del comercio de granos

Cheppi volvió a mencionar la nacionalización del comercio de granos
El Gobierno dejó en claro que sigue teniendo en carpeta el proyecto para nacionalizar el comercio de granos, justo en medio de la negociación con la Mesa de Enlace que abrió la presidenta Cristina Kirchner la semana pasada y que tendrá un nuevo capítulo el próximo martes.
La advertencia corrió por cuenta del secretario de Agricultura de la Nación, Carlos Cheppi, quien desde Mendoza inscribió el proyecto entre una serie de medidas que podrían ser adoptadas en "función de la crisis internacional".

El funcionario, uno de los que se sentó a la mesa de negociaciones con los ruralistas el último martes, aclaró no obstante que un proyecto de esa magnitud sería enviado al Congreso para su debate y que no sería puesto en marcha en forma "unilateral, es decir a través de un decreto presidencial.

"Tenemos que estas preparados con medidas para adoptar en función de la crisis internacional", argumentó Cheppi y agregó: "No nos olvidemos que Estados Unidos nacionalizó buena parte del Citibank, algo impensado hasta este momento".

La posible estatización del comercio de granos -mediante la creación de un ente como lo fue el IAPI durante el primer peronismo- es fuertemente resistida en el campo, cuyas entidades buscarían trabar la iniciativa oficial en el Congreso en caso de que el Gobierno finalmente la impulse.

"Si en los países centrales se están tomando este tipo de medidas, nosotros no podemos estar exentos", advirtió el secretario de Agricultura, quien recordó que el Gobierno ya nacionalizó los fondos de las AFJP el año pasado.

Cheppi hizo estas declaraciones en Mendoza, hasta donde llegó para firmar una serie de convenios destinados al sector productivo de la provincia, poco antes del arribo de la presidenta Cristina Kirchner para participar de la Fiesta de la Vendimia.

Pese a que volvió a referirse al proyecto, el funcionario aseguró que "se ha distendido mucho" la relación entre el Gobierno y la Mesa de Enlace de entidades agropecuarias, que agrupa a la Federación Agraria (FAA), Confederaciones Rurales (CRA), Coninagro y la Sociedad Rural (SRA).

Justamente, estas cuatro entidades vienen de firmar, el martes pasado, una serie de acuerdos con el Gobierno en materia de carne, leche y trigo, aunque no pudieron destrabar la negativa del Gobierno a discutir una rebaja en las retenciones a las exportaciones de soja, el principal reclamo de los productores del interior.

Por eso durante la semana la Mesa de Enlace debió soportar el malestar de las bases agrarias, lo que se expresó en un duro cruce entre el presidente de la FAA, Eduardo Buzzi, y el ruralista entrerriano Alfredo De Angeli, ahora reconciliados tras el chisporroteo mediático.

La situación llevó a la Mesa de Enlace a visitar nuevamente el Congreso para pedirle a la oposición que impulse un proyecto de rebaja de las retenciones, que ya recibió el apoyo del PJ disidente, el vicepresidente Julio Cobos y el socialismo que responde al gobernador de Santa Fe, Hermes Binner.

Así las cosas, el secretario de Agricultura volvió a mencionar la iniciativa nacionalizar el comercio de granos, aunque aclaró que el Gobierno está "totalmente decidido a avanzar en el diálogo".

De todos modos, advirtió que la administración de Cristina Kirchner mantendrá ese diálogo "en la medida en que se busque la solución de los problemas sectoriales y se dejen de lado las posturas políticas que persiguen otros modelos, por muy respetables que éstos puedan ser".

Comentá la nota