Chechos en Ezeiza.

Olé te presenta a los pibes de Batista que irán al Sudamericano de Venezuela por un lugar en el Mundial. Son los herederos de la mística de los Sorin, Riquelme, Cambiasso, Aimar, Tevez, Mascherano, Messi y Agüero.
Todos los Sub 20 son una nueva historia, pero la mayoría de los chicos que integraron las últimas camadas cargó con el peso de los títulos anteriores. Y este team categoría 89 tendrá la difícil tarea de ser el primero luego de la era Pekerman-Tocalli, una etapa plenamente exitosa, que se cerró con el título mundial juvenil en Canadá 2007.

"Los chicos están bien y yo trato de quitarles la presión. Ellos no tienen que pensar en lo que pasó", dice, rápido de reflejos, el conductor del barco: Sergio Batista. El Checho sabe que el oro que consiguió en Pekín le da plafón para no sufrir tanto las comparaciones con sus antecesores, pero que su verdadera era juvenil comienza el lunes 19 en Venezuela. Entonces, se pone serio y se acaricia su barba recortada para asegurar que "tenemos una buena base, aunque es un torneo muy exigente. Pero confío en los pibes". Y es lógico que el técnico apueste por los púberes, ya que en esta camada no hay estrellas rutilantes, como sí pasó en 1999 con Cambiasso y Aimar, o como sucedió en el 2003 con Tevez y Cavenaghi. Aunque tampoco hay que menospreciar a los Chechos en Ezeiza...

Ahí bajan las escaleras --aunque no mueven las cabezas-- de la concentración para la producción exclusiva con Olé: Andrés Ríos, delantero de River (38 partidos jugados y seis goles en la Primera del Millo); Exequiel Benavídez, volante de Boca (el de menor experiencia, un solo partido, pero campeón del último torneo, el que cerró con presencia en el banco en la final ante Tigre); Jonathan Cristaldo, delantero de Vélez (siete goles en 36 juegos con el primer equipo del Fortín); y Eduardo Salvio, talentoso de Lanús (14 PJ y 4 G, el único del cuarteto con experiencia oficial en juveniles, en el Sub 17 2007). Ellos son los elegidos para salir al lado del técnico... "Te debo a Franco Zuculini para las fotos porque está haciendo kinesiología", aclara el entrenador anfitrión. El click del fotógrafo comienza en los diferentes lugares del predio y los juveniles empiezan con las bromas. "Peinate bien, Eze", ríe el Toto Salvio. "Sabés lo que nos van a decir ahora: los elegidos del técnico", bromea Cristaldo, mientras todos sonríen. Después, se ponen serios cuando Batista los deja solos para la entrevista.

-¿Es mucho el cambio de usar la camiseta del club a la de la Selección?

-Cristaldo: Por ahí usando esta camiseta te sentís más orgulloso porque estás defendiendo a tu país y sabés que estás seleccionado entre un montón de chicos y te sentís un afortunado. Pensar que hay miles de chicos que se prueban y vos estás entre los veinte que viajan, es algo muy lindo.

-Benavídez: Tengo la suerte de jugar en un club enorme como Boca, pero la Selección es única. Es lo que siempre soñé.

-Ríos: En River también jugás presionado porque la gente siempre quiere ganar campeonatos y se te viene encima. Pero sí, acá hay que dar al máximo todo lo que tenés porque estás defendiendo la camiseta de tu país.

-Salvio: En Lanús también tenés que brindarte al máximo porque te están mirando de todos lados. Pero acá en la Selección también te jugás cosas, y muy importantes. Siempre tenés que exigirte al máximo. Pero hay que tomárselo tranquilo.

-¿Sienten presión por lo conseguido por los Sub 20 anteriores?

-Ríos: No sé si presión. Pero sí sabemos que tenemos que ir a hacer un gran Sudamericano y clasificarnos para después ir al Mundial. Nosotros somos Argentina y siempre tenemos que estar entre los primeros dos.

-Benavídez: No, está bueno eso porque nosotros sabemos que tenemos que dejar bien parado a todo lo que se viene construyendo en los últimos años. La verdad es que estamos preparados para poder hacerlo.

-¿Qué equipos juveniles les quedaron marcados en la memoria?

-Cristaldo: En el que estaban Leo Messi, el Pocho Lavezzi, Bravo. Tenían un equipazo. Ese torneo Sudamericano del 2005 en Colombia no me lo olvido nunca más.

-Salvio: A mí me gustó mucho el del 2007 porque hicieron cosas muy buenas, por algo consiguieron tantos objetivos, como el pasaje a los Juegos y luego el Mundial de Canadá. De ese grupo me gustaban mucho el Laucha Acosta, Moralez, Mauro Zárate y, obvio, el Kun Agüero.

-¿Qué es lo mejor que tiene este equipo?

-Salvio: Sin duda que el potencial de jugadores. Hay muy buenos chicos, algunos ya están jugando afuera. Lo ideal sería poder aprovechar todas estas cosas.

-Ríos: Lo más importante para mí es que tenemos muchos jugadores que ya están metidos de lleno en sus equipos de Primera, ya que ese roce te lleva a trabajar de otra manera. Cuando venimos acá realmente lo sentimos. Al unir todas las condiciones que tenemos armamos un equipo buenísimo.

-¿Qué cosas saben o conocen de los rivales?

-Benavídez: Tuvimos la oportunidad de jugar algunos amistosos este año con equipos que ahora nos va a tocar enfrentar y sabemos que será un torneo muy duro, muy competitivo. Pero tenemos buenos jugadores que nos pueden llevar a lo más alto.

-Cristaldo: Es un torneo durísimo porque se juegan muchos partidos en pocos días. Y los rivales siempre ponen el doble contra nuestra Selección.

-¿Qué fue lo primero que pensaron cuando el Checho Batista les confirmó que estarían en el Sudamericano?

-Ríos: Es un orgullo. Muchos quisieran estar en nuestro lugar. Pero por suerte nos tocó a nosotros y no tenemos que desaprovecharlo y dar lo máximo en cada partido.

-Benavídez: Me puse a pensar en la cantidad de buenos jugadores que no tienen la chance que a mí me va a tocar disfrutar.

Comentá la nota