Chávez suspendió a la jueza que denunció presiones en una causa contra Globovisión

Una magistrada venezolana fue suspendida de su cargo, después de haber denunciado que fue presionada para que fallara en contra del dueño de la televisora venezolana para prohibirle su salida del país
La jueza decimotercera de control de Caracas, Alicia Torres, dijo que con un "golpe de Estado" fue suspendida de su cargo provisional, luego de haber denunciado públicamente que la jefa del Circuito Judicial Penal, Venicce Blanco, la presionó para que actuara contra el empresario Guillermo Zuloaga, quien enfrenta una cadena de causas judiciales.

Torres afirmó que Blanco le habló a nombre del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para atemorizarla, aunque aseguró que aún tiene el respaldo de varios magistrados del máximo tribunal del país.

"Los magistrados están mal informados, no puede ser que una sola persona maneje todo el sistema judicial venezolano. Tengo un voto de confianza con los magistrados. No soy política, soy independiente, no soy ni de la oposición, ni conozco a nadie (en el poder)", dijo a los periodistas.

Agregó que con una circular se le informó que dejaron sin efecto su eventual designación como jueza titular y que su despacho ya tenía otro encargado.

"Eso es ilegal. Yo tenía un reposo, yo considero que lo que me dio esa gente fue un zelayaso", señaló al comparar su caso con el golpe de Estado que sacó de poder al presidente de Honduras, Miguel Zelaya.

Dijo que su superior la presionó en tres oportunidades, en casos distintos a los de Zuloaga.

Zuloaga fue imputado el viernes por tres cargos relacionados con el supuesto acaparamiento de automóviles, en el caso que se inició el 21 de mayo con el decomiso de 24 vehículos de una de sus oficinas.

Las autoridades dijeron que el decomiso se debió a supuestas irregularidades en el proceso para venderlos.

El empresario enfrenta varias causas judiciales al igual que su canal, al que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) abrió cuatro procedimientos que podrían terminar en una sanción que suspenda su licencia de transmisión.

El gobierno ha acusado a la televisora de conspirar contra Hugo Chávez y de practicar lo que llama "terrorismo mediático".

Comentá la nota