Chávez ordenó derribar aviones espía de Bogotá

El conflicto de Venezuela con Colombia aumenta desde que permitieron a Estados Unidos instalar al menos siete bases en su territorio. El gobierno de Álvaro Uribe declaró que existe riesgo de una agresión extranjera.
Los gobiernos de Venezuela y Colombia volvieron a cruzar espadas este domingo, con declaraciones sobre preparativos de guerra que acompañan a movimientos de tropas y acusaciones de espionaje. Un día después de que Bogotá anunciara la creación de nuevos batallones aerotransportados en zonas de frontera, el presidente venezolano Hugo Chávez, transmitiendo desde el puente de Catia, denunció que "aviones no tripulados" ingresaron al espacio aéreo venezolano desde Colombia, supuestamente para "filmarlo todo", y dio la orden de derribarlos si se producen nuevas incursiones.

Durante su programa televisivo Aló, Presidente, el líder bolivariano relató que "hace pocos días, a medianoche, un avión de estos sin tripulantes penetró hasta el Fuerte Mara (oeste), los soldados lo vieron, pero se fue, desapareció". Fue "un pequeño avión, de dos o tres metros. Lo manejan a control remoto, pero van filmando todo, incluso tiran bombas. Ésa es tecnología yanqui. ¡Avioncito de esos que aparezca, túmbenlo!", añadió, dirigiéndose a las Fuerzas Armadas Bolivarianas.

El gobernante sostuvo la semana pasada una controversia con el gobierno de Holanda, al que acusó de prestar pistas en las islas de Aruba y Curaçao como base para aviones y equipo militar norteamericano. Ayer volvió a denunciar que Estados Unidos está "utilizando a Colombia" y que supuestamente "prepara una agresión" contra Venezuela. "Nosotros no tenemos ningún plan contra Colombia", dijo Chávez, pero agregó que el gobierno de ese país "se ha declarado enemigo de Venezuela" y de la "revolución bolivariana".

El presidente Uribe "instala unidades militares en la frontera, amenaza con venir a capturar a unos guerrilleros que dice que nosotros tenemos protegidos, lo cual es absolutamente falso", agregó, con respecto al despliegue de batallones aerotransportados a los departamentos colombianos de La Guajira y Arauca. "Burgueses de Colombia, si agreden a Venezuela, se van a arrepentir", sentenció el mandatario.

En coincidencia, en una entrevista con la prensa bogotana, el ministro colombiano de Defensa, Gabriel Silva, reconoció que su país tiene "vulnerabilidades serias" frente a una "eventual acción externa" que, según él mismo sostiene en un informe que entregó la semana pasada al Congreso colombiano, "se ha planteado de manera muy directa y muy clara".

"Estamos concentrados en la amenaza interna" que representan las guerrillas y el narcotráfico, declaró Silva, al reconocer que la prioridad del gobierno del presidente Álvaro Uribe ha sido sostener su política de "seguridad democrática" como medio para acabar con el largo conflicto interno colombiano. Sin embargo, "otros países se inventan historias de amenazas externas para poder gastar miles de millones de dólares en armas que no necesitan", criticó el funcionario, y admitió que, con todas sus capacidades vueltas hacia funciones de contrainsurgencia, las fuerzas militares colombianas no podrían repeler el carácter "ofensivo" del armamento adquirido por Venezuela a Rusia en los últimos años.

El salto Ángel huele a azufre

"¡Que nadie hable más del salto Ángel! Para los que hablen con Chávez es Churún-merú", afirmó ayer el líder bolivariano en su programa de tevé semanal, Aló, presidente. Hugo Chávez se refería al salto de agua de 980 metros, el más grande del mundo, ubicado en el estado sureño de Bolívar. Hasta ahora era conocido en todo el mundo con el nombre del piloto norteamericano Jimmy Angel, quien aterrizó allí en la década del veinte. "¿Cómo vamos aceptar esa tesis de que el salto lo descubrió un señor que vino de Estados Unidos en una avioneta? Si aceptáramos eso, estaríamos aceptando que aquí no había habitantes": los indígenas "que lo vieron y lo oraron" desde siempre, argumentó Chávez, sin precisar si oficializará el cambio de nombre mediante un decreto presidencial u otro mecanismo legal.

Comentá la nota