Chávez, el mejor socio de Washington

Por Jorge Oviedo

Los Estados Unidos tienen, pese a la recesión, un colosal apetito por las importaciones, que la Argentina parece no aprovechar. En cambio, Venezuela, el segundo mayor vendedor de la región a Washington y uno de los que más le compra, hace negocios colosales y está claro que le resulta cómodo oponerse al ALCA porque no lo necesita.

Aunque en 2009 se redujeron por la recesión, las importaciones de los Estados Unidos siguen en niveles muy altos. En octubre, que es el último dato disponible, rondaron los 150.000 millones de dólares, es decir cerca de medio PBI argentino.

En 2008 las compras de bienes del extranjero pasaron los dos billones de dólares y el déficit comercial fue de 816.199 millones de dólares.

En diez meses de 2009 las compras al exterior registraron una caída del 30%, pero las exportaciones también retrocedieron el 21% y el rojo comercial decreció un 43 por ciento.

La Argentina fue hasta octubre el comprador número 27 como país individual en los Estados Unidos, en una lista encabezada por Canadá y en la que México es segundo. Delante de la Argentina están Brasil, en el número 10 y Chile, en el 24, lo que no parece muy sorprendente. En cambio es raro encontrar que la bolivariana y antinorteamericana, al menos en el discurso, Venezuela de Chávez, fue el comprador número 21, muy por delante de la Argentina y por encima de Colombia, España y Tailandia, por ejemplo. Caracas compró a Washington por 7887 millones de dólares en diez meses, casi un 59% más que los 4628 millones que compró la Argentina.

El principal origen de las importaciones norteamericanas es China, sin contar Hong Kong, que hasta octubre proveyó casi el 20% de las compras norteamericanas totales en el exterior. El déficit no fue mayor porque China es también el tercer comprador extranjero de los Estados Unidos, superando incluso a Japón. De todas formas las importaciones de China son en los Estados Unidos casi cinco veces las compras al gigante de Asia.

Nada sorprendentemente, México es el país de América latina que más le vende a los Estados Unidos, pero en segundo lugar está, sí sorprendentemente está la bolivariana Venezuela, que ocupa el décimo lugar en el ranking general y que tiene un superávit comercial de casi 15.000 millones de dólares, similar al que logra Canadá. Chávez le vende más a los Estados Unidos que Taiwán, Italia e incluso otros países petroleros como Arabia Saudí, Malasia y Rusia. El déficit de los Estados Unidos con Venezuela es el séptimo más grande respecto de un país individual.

En cambio la Argentina compra en los Estados Unidos mucho más que lo que vende. Fue el vendedor número 35, bien por debajo del 32 de una economía mucho más chica, como la chilena, o del 16 de Brasil. En diez meses la Argentina tuvo con Washington un déficit de balanza comercial de 1419 millones de dólares según las estadísticas de los Estados Unidos que pueden diferir ligeramente de las del Indec.

Estados Unidos tuvo hasta octubre déficit con 29 países considerados individualmente y superávit sólo con doce. La Argentina le dio a Washington el décimo intercambio más favorable, por encima de Polonia y España. El mayor saldo a favor lo obtuvo Washington con Hong Kong, con casi 15.000 millones hasta octubre. Brasil quedó en sexto lugar y Chile en octavo.

Comentá la nota