Chávez se inspira en China para formar sus dirigentes.

La Escuela de Cuadros del PCC creará un instituto en Venezuela.
Con el propósito de seguir fortaleciendo las relaciones entre Caracas y Pekín, la Escuela de Cuadros del Partido Comunista de China (PCC) y el gobierno del presidente Hugo Chávez establecerán una alianza para crear la escuela de cuadros políticos del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), según informó el diario venezolano El Nacional.

Esta semana, durante su visita a Pekín, Chávez se reunió con el vicerrector de la Escuela de Cuadros del PCC, Li Jingtian, en las instalaciones de la institución, establecida en 1933, donde se forman los futuros líderes políticos chinos.

El propósito del gobierno venezolano es intercambiar ideas y aprovechar la experiencia china para la creación de una escuela de cuadros en Venezuela. "El núcleo fundacional de nuestra escuela de cuadros debe pasar por aquí para realizar algunos cursos en el tiempo que acordemos, como una condición para ser fundadores e instructores de la nuestra", señaló Chávez en el encuentro.

"A pesar de la distancia geográfica que separa a nuestros países, el PCC y el pueblo siguen muy de cerca el desarrollo de Venezuela, que, siendo un país de peso en América latina, ahora está jugando un papel de creciente importancia en el plano regional", dijo, por su parte, Li.

Anteayer, a punto de terminar su visita a la capital china, Chávez pidió fortalecer aún más las relaciones entre su país, primer productor de petróleo de América del Sur, y China, la tercera economía mundial.

"La relación entre China y Venezuela está consolidada. Hemos creado comisiones para aumentar las inversiones en Venezuela y estamos hablando de firmar un acuerdo más ambicioso que el Fondo Estratégico Venezuela-China (de 12.000 millones de dólares)", dijo Chávez. "El centro de gravedad del mundo se ha desplazado hacia Pekín", agregó.

Tras la llegada al poder de Chávez hace 10 años, los dos países estrecharon unas relaciones cuyo centro es el petróleo, pero que involucran otros ámbitos, estimó Gonzalo Paz, profesor de la universidad George Washington. China necesita diversificar sus fuentes de aprovisionamiento de petróleo y Venezuela pretende reducir su dependencia de su mayor cliente, Estados Unidos.

En el plano político, ambos gobiernos comparten el objetivo de un mundo multipolar, pero Pekín evita cualquier iniciativa que pueda afectar su diálogo con Washington, con la que Caracas mantiene tensas relaciones.

"Como potencia emergente, China juega en dos tableros. Simpática con [el presidente estadounidense, Barack] Obama, y también simpática con el Sur. Es un papel perfecto", estimó Riordan Roett, especialista de América latina en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore.

"A Chávez le gustaría un apoyo más estratégico, pero la visión de China de la relación con Venezuela está mucho más concentrada en el proceso de desarrollo económico y el petróleo. Las expectativas de los venezolanos son mayores", explicó Paz.

Escala en Cuba

Por otra parte, tras su gira por Asia y Medio Oriente, Chávez hizo ayer una escala en Cuba, donde se reunió con el presidente Raúl Castro y su hermano, Fidel Castro, para coordinar la realización de la cumbre de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) el próximo jueves, en Caracas.

Después de la cita del ALBA, se producirá la Cumbre de las Américas, que comenzará el próximo viernes en Trinidad y Tobago, y contará con la presencia de Obama.

Los gobiernos de Venezuela, Bolivia y Nicaragua ?que junto con Honduras, Cuba y Dominica conforman el ALBA? prometieron que reclamarán a Obama que levante el embargo que mantiene Washington contra La Habana desde hace 47 años.

Comentá la nota