Chávez felicitó a la oposición

El presidente venezolano dijo que la marcha por el "No" fue pacífica: "No hubo hechos de violencia porque ellos no los provocaron". Además, se separó de los grupos revolucionarios más violentos de su país.
El presidente venezolano, Hugo Chávez, felicitó a sus opositores porque la marcha que apoyó al "No" con vistas al referendo del 15 de febrero, en el que se votará por la reelección indefinida, transcurrió sin incidentes.

"Que cada quien siga en su campaña en paz. La oposición hoy hizo una marcha; no hubo hechos de violencia porque ellos no la provocaron. Decidieron hacer una marcha pacífica y entonces hubo paz", expresó Chávez.

"Somos venezolanos. Aquí no estamos para matarnos entre nosotros. íDéjense de esas cosas las mentes enloquecidas!", exclamó al remarcar que "para construir la Venezuela nueva" se requiere "respeto, democracia, libertad plena y paz".

Con respecto a la violencia, Chávez profundizó en el tema al separarse de las agrupaciones revolucionarias que protagonizaron agresiones contra canales de televisión y civiles en los últimos meses: "Cada quien tiene que asumir su responsabilidad. El pueblo venezolano quiere paz y yo no puedo concebir que haya unos grupitos por ahí que dicen ser revolucionarios, pero que actúan en contra de la revolución; dicen que apoyan a Chávez, pero están apuñalando a Chávez por la espalda", aseguró.

El presidente nombró expresamente a la dirigente caraqueña Lina Ron, del partido Unidad Popular Venezolana, a quien en varias oportunidades regañó en público por acciones violentas, a las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL), que operan en la frontera con Colombia, y al grupo La Piedrita.

Este último grupo es liderado por Valentín Santana, quien admitió que en las últimas semanas lanzó bombas lacrimógenas contra emisoras de televisión a las que Chávez ha acusado de golpistas, así como contra la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana. Chávez dijo que ha instado a la Fiscalía a que detenga a Santana y recordó que recientemente integrantes de La Piedrita recibieron a tiros a la policía durante una operación frustrada para apresar a su líder.

"Yo no voy a tolerar maquinitas ni anarquía. ¡Aténganse a las consecuencias!", exclamó al llamar a Santana "criminal, porque no es ningún chavista ni revolucionario". "Mientras yo gobierne Venezuela, aquí no habrá anarquía, de un lado ni del otro; de ningún lado; así como no podemos permitirle (hechos de violencia) a grupos fascistas, igual no podemos permitir que haya grupos autodenominados revolucionarios con esas actitudes criminales", remarcó.

Sobre el grupo irregular FBL, Chávez reveló que en el pasado conoció a algunos de sus dirigentes, de quienes ahora dijo que "secuestran gente, matan gente, se han entrado a tiros" con el Ejército "y lo que hacen es mucho daño a la revolución".

"Las armas de esta revolución están en los cuarteles; no pueden estar en manos de más nadie", sostuvo. "Me acusan a mí de violento, de que yo ando persiguiendo gente, mandando a matar gente y eso recorre el mundo; como por el mundo andan diciendo que es Chávez quien los manda, yo entonces tengo la firme sospecha de que son agentes contrarrevolucionarios", finalizó.

Comentá la nota