Chávez exige a Obama que deje las "vacilaciones"

Le pidió medidas contra el gobierno de facto
CARACAS.- El presidente venezolano, Hugo Chávez, elevó ayer el tono de sus críticas a Estados Unidos y le exigió a su par norteamericano, Barack Obama, que dejara de lado las "vacilaciones" y condenara el golpe de Estado en Honduras.

Durante su programa de radio y televisión Aló, Presidente, Chávez señaló que si Obama se decidiera a retirar a las tropas norteamericanas de la base hondureña de Palmerola, a revocar las visas y a confiscar las propiedades de los "golpistas" en Estados Unidos, la situación del gobierno de facto se haría insostenible.

"Hágalo ya, Obama, y con eso estará demostrando que usted no está apoyando ese golpe [...]. Demuéstrelo; deje el guabineo [las vacilaciones]", pidió Chávez. "[Obama] no nos va a engañar con un discursito, con una sonrisa. Usted está en la hora de la prueba", advirtió.

El presidente venezolano, feroz crítico de George W. Bush, dijo que el predecesor de Obama por lo menos se asumía como el "jefe del imperio" y se responsabilizaba de sus acciones. "Es mejor tener al frente al jefe del imperio, que se asume como tal, que tener a alguien que es y no es", señaló. "Obama quiere presentarse como una mansa paloma, como un corderito. Quiere presentarse como un pacifista. Demuestre que está dispuesto a enfrentar a los halcones. Y si no, mejor que se vaya", dijo Chávez, y añadió: "Los cambios en América latina no se van a parar, presidente Obama".

El gobierno norteamericano condenó el golpe de Estado en Honduras y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, se reunió la semana pasada con el depuesto Manuel Zelaya. Además, el Pentágono suspendió la cooperación militar con Honduras.

Chávez también dijo que había conversado con varios militares de Honduras y que sabe que los mandos medios y bajos del ejército están descontentos con la situación en el país, por lo que pronosticó el regreso de Zelaya. "Zelaya va a aparecer en cualquier momento, en alguna parte de Honduras. Verá el gobierno si lo mata; él está dispuesto a morir", dijo Chávez. "A estos generales golpistas les queda poco tiempo", advirtió. Según Chávez, el objetivo del gobierno de facto es congelar la situación hasta los comicios de noviembre. "La respuesta [a esa estrategia] es decir que no reconoceremos ningún gobierno que surja de unas elecciones que haga esta dictadura", dijo.

Comentá la nota