Chávez dijo que tratan de debilitar la revolución islámica en Irán

El presidente de Venezuela salió en defensa de Ahmadinejad y dijo que las movilizaciones en su contra y las denuncias de irregularidades pretenden debilitar al Gobierno
El presidente venezolano, Hugo Chávez, pidió el domingo respeto al Gobierno de Irán y dijo que las recientes protestas en ese país intentan debilitar la revolución islámica.

Al menos 10 personas han muerto y un centenar resultaron heridas en medio de las protestas por presuntas irregularidades en los resultados de las elecciones presidenciales, en las que resultó reelecto el líder de línea dura Mahmoud Ahmadinejad.

"Están tratando de manchar el triunfo de Ahmadinejad y con ello debilitar al Gobierno y a la revolución islámica. Yo sé que no lo van a lograr", dijo Chávez en su programa semanal de televisión al ratificar su solidaridad con Irán, con la que Venezuela ha estrechado sus lazos.

El Gobierno iraní ha lanzado varias medidas restrictivas contra medios de comunicación extranjeros, mientras diversos dirigentes occidentales han mostrado preocupación por la situación.

"Pedimos al mundo que se respete a Irán. Están tratando de socavar la fortaleza de la revolución iraní", agregó Chávez.

"Sigan marchando"

El líder opositor iraní Mir Hussein Mussavi convocó a sus seguidores a continuar con sus protestas contra el presunto fraude electoral que dio la victoria a Ahmadineyad, pero les advirtió que se abstengan de utilizar la violencia.

"Protestar contra las mentiras y el fraude es vuestro legítimo derecho, pero deberían mostrar compostura", dijo Mussavi en un comunicado publicado en su página web.

El opositor acusó al gobierno por la muerte de manifestantes el sábado y dijo que el rechazo del Ministerio del Interior a otorgar permiso a la marcha provocó los enfrentamientos entre los que protestaban y la policía, lo que condujo luego a las muertes.

"Disparar a la gente, convertir a la ciudad en un cuartel y otros tipos de exhibición de poder no resolverán el problema. Todas estas (muertes) no habrían ocurrido si (el Ministerio del Interior) no hubiera ignorado el artículo 27 de la Constitución (el derecho a las protestas pacíficas)", consideró el líder opositor.

Comentá la nota