Chávez convirtió a Galeano en best seller

Chávez convirtió a Galeano en best seller
Luego de que el presidente de Venezuela le regalara ese clásico a Obama, el libro trepó al top ten de ventas por internet y se agotó la versión en inglés
Durante la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago, dos líderes del continente se toparon en un pasillo y fabricaron un best seller mundial de literatura. Hugo Chávez, presidente de Venezuela, se cruzó con su par estadounidense Barack Obama, le regaló el libro Las venas abiertas de América Latina, cuyo autor es Eduardo Galeano, y produjo un récord de ventas en Amazon.com. Bastó un solo gesto de meditado protocolo para que ese libro avanzara exactamente 60.278 lugares en el listado de ventas de la tienda virtual. El libro figuró ayer como el segundo más vendido en el ranking de Amazon.

Las venas abiertas de América Latina fue publicado en 1971. Pero las matemáticas, en la literatura, no tienen lógica: Galeano, en 1970, tardó 90 días en escribir el libro que 38 años después iba a conmover al mundo. El libro, en su época, ya había conmovido con fuerza a Latinoamérica. Pero ahora el fenómeno pasó a ser global. Todo gracias a Chávez, este ícono del marketing, que ya había llevado a otro libro a los primeros lugares de venta. Tiempo atrás, en una Asamblea General de la ONU, Chávez dijo que Bush "era el diablo". Al momento de decir eso, Chávez hizo flamear el libro de Noam Chomsky, Hegemonía o supervivencia, que portaba en sus manos. El libro de Chomsky de inmediato pasó a la lista de los diez más vendidos de Amazon.com y Barnes&Noble.com. Ahora, en Trinidad y Tobago, sacudió las ventas con estas crónicas que publicó Galeano en los años setenta.

Según ha relatado el presidente de Venezuela, él se acercó a Obama con propósitos comerciales. "Le dije: Obama, vamos a hacer negocios, vamos a proponer libros. Yo te regalo uno y tú me regalas otro", declaró en tono de broma a los periodistas presentes. Lo cierto es que el tono de broma no es claro pues el regalo en cuestión tiene un mensaje agridulce para el presidente de Estados Unidos. Las venas abiertas de América Latina es un ensayo con crónicas que dan pruebas del saqueo de Estados Unidos a las riquezas naturales del Latinoamérica.

Por su parte, mientras dos líderes se tensaban en una disputa de sonrisas culturales, Eduardo Galeano pasaba un fin de semana habitual en Montevideo, Uruguay. El sábado, aseguran sus allegados, lo pasó tranquilo. Pero el domingo ya despertó sorprendido. Su teléfono comenzó a alarmar su paz dominical. La prensa del mundo deseaba saber las primeras reacciones del hombre cuya obra protagonizó el diálogo de los dos líderes de la región. Lo llamaron de medios radiales, gráficos y televisivos para saber qué opinaba de su libro. Galeano no contestó los llamados, pero dicen que se la pasó sonriendo todo el domingo.

Comentá la nota