Chávez, cada vez más cerca de Irán

TEHERAN.- En un abierto desafío a las potencias de Occidente en medio de las complicadas negociaciones por el plan nuclear iraní, Caracas le venderá a Teherán 20.000 barriles de combustible diarios, según anunció ayer el presidente Hugo Chávez al final de una visita a Irán, que estuvo marcada por las críticas a Estados Unidos.
"Venezuela exportará 20.000 barriles de gasolina diarios a Irán a partir de octubre, en los términos de un acuerdo por valor de 800 millones de dólares", declaró el mandatario bolivariano.

Chávez no dio detalles sobre cuánto durará el acuerdo. "Esta cantidad se depositará en un fondo establecido en Irán y servirá para financiar la compra de equipos y de tecnología por parte del gobierno iraní", añadió el presidente venezolano, principal aliado de Teherán en América latina.

Irán es el segundo exportador de petróleo de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), pero, paradójicamente, carece de capacidades suficientes de refinamiento y tiene que importar un 40% del combustible que necesita.

Las nuevas sanciones que los países occidentales podrían imponer a Irán, que se niega a suspender su programa nuclear, afectan también la importación de carburante.

Según Chávez, los dos países acordaron, además, "inyectar en los próximos 30 días 100 millones de dólares en la banca binacional Venezuela-Irán".

Chávez acompañó al presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, a la ciudad de Mashad, en el nordeste del país, donde el mandatario local celebró su primera sesión de gabinete tras su polémica reelección, en junio.

"La visita de dos días del presidente Chávez fue muy exitosa y fructífera, y se alcanzaron acuerdos muy convenientes", señaló Ahmadinejad.

Antes de viajar a Mashad, Chávez se reunió en Teherán con el líder supremo iraní, el ayatollah Ali Khamenei. El diálogo tuvo lugar en la casa del líder supremo de la revolución islámica, en Teherán. Chávez continuó luego su gira internacional con una visita a Turkmenistán.

Comentá la nota