Chávez armó a la policía boliviana a través de una empresa peruana

El caudillo lo hizo a través de una empresa vinculada a la Marina de Perú e investigada por presunto espionaje telefónico
El diario peruano La República, citando sus propias fuentes, explicó que el propietario de Business Track, el capitán de fragata en situación de retiro Carlos Tomasio de Lambarri, vendió equipos antimotines a la Policía de Bolivia por encargo de la embajada de Venezuela en La Paz.

Agregó que BTR envió a la Policía boliviana un cargamento de 30 carabinas y ametralladoras TAC-700, además de 80 pistolas semiautomáticas y una cantidad indeterminada de municiones, compresoras de aire y equipo de entrenamiento.

Fuentes consultadas por La República señalan que la embajada venezolana en Bolivia depositó 280.000 dólares en la cuenta de BTR, empresa que después pagó 210.764 a la empresa norteamericana Non Lethal Solutions (NLS), que fabrica y comercializa, entre otros productos, balines de pimienta.

El rotativo explicó que esta denuncia se sustenta en diversos correos electrónicos, vídeos y facturas que fueron decomisadas a esta empresa peruana.

La República también publicó una imagen en la que aparece Tomasio, quien también tenía la representación para NLS, entrenando a agentes de la policía boliviana en el uso de estos equipos.

Comentá la nota