Chávez apeló a los militares en su disputa con opositores

Ordenó que ocupen las instalaciones de Maracaibo y Puerto Cabello, administradas por gobernadores de la oposición. Lo hizo amparado en una ley que busca, dijo, enfrentar a "las mafias del contrabando y narcotráfico".
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó hoy a las fuerzas armadas que la semana próxima tomen los puertos de Maracaibo y Puerto Cabello, luego de que el parlamento aprobara la semana pasada una ley que limita las atribuciones regionales sobre esos servicios.

Chávez ordenó a la Armada que tome la estación marítima de Puerto Cabello, en el estado (provincia) Carabobo, y a la Guardia Nacional (policía militarizada) que haga lo propio con la de Maracaibo, capital del estado Zulia, informó la agencia noticiosa estatal ABN.

Además, Chávez advirtió al gobernador de Carabobo, Henrique Salas Feo, y al alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, que si se oponen a la medida irán a la cárcel. Salas Feo y Rosales son dos de los principales líderes opositores del país.

La Asamblea Nacional (parlamento unicameral) aprobó la semana pasada una reforma a la Ley de Descentralización, que transfiere la administración de puertos, aeropuertos y carreteras de los gobiernos regionales a la administración central, reportó la agencia noticiosa alemana DPA.

La medida provocó la protesta de gobernadores opositores, que argumentaron que la reforma les cercena sus competencias y deja a las gobernaciones sin la administración de servicios claves.

Chávez explicó hoy que el propósito fundamental de la medida, especialmente en el caso de los puertos y los aeropuertos, es "quitárselos a las mafias que se adueñaron de ellos bajo el amparo de gobiernos regionales y locales".

Añadió que esas mafias "incluyen al narcotráfico y a los contrabandistas".

Según Chávez, la militarización de las terminales marítimas incluirá también al puerto de Porlamar, capital de la Isla Margarita, en el estado Nueva Esparta.

Comentá la nota