Chávez, 10 años en el poder y la jugada por la reelección

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, celebrará hoy sus diez años de la victoria electoral que lo llevó al poder montado en la ola de la revolución bolivariana, en momentos en que impulsa una enmienda constitucional que permita su reelección ilimitada.
Esa batalla la lanza en estas horas debido a que la crisis económica que azota al país potenciada por el desastre financiero mundial y el derrumbe de los precios de petróleo, la principal fuente de ingresos de Venezuela, lo complicaría en el futuro. De todos modos no es claro que la iniciativa logre éxito.

El mandatario invitó a sus partidarios a movilizarse este sábado al llamado "balcón del pueblo" del palacio de gobierno de Miraflores, donde conmemorarán la fecha con una concentración, en la que la resonará la consigna de unidad a favor de la reelección. Esta reelección indefinida fue uno de los puntos principales de la reforma constitucional que Chávez planteó en 2007 y que fue rechazada en una consulta popular con 50,7% de los votos en lo que fue la primera victoria electoral de la oposición en la década.

Es por eso que ahora el Partido Socialista Unido de Venezuela, que encabeza el mandatario, analiza la posibilidad de que el llamado a la reforma quede en manos de la Asamblea Legislativa, el Parlamento unicameral del país.

La enmienda puede respaldarla el Congreso con la firma de 30% de sus miembros o ser propuesta por iniciativa popular con la recolección de 2,5 millones de firmas, 15% de los electores, un trámite engorroso y desgastante. De todos modos, la medida deberá ser votada por la población.

El gobierno bolivariano esta acosado por el derrumbe de los precios de petróleo que reducen la autonomía del país comprometido además a cumplir con multimillonarios pagos por las compras masivas de empresas de servicio que encaró Chávez cuando el crudo estaba por encima de los cien dólares el barril.

La bonanza que acompañó a su administración no fue aprovechada para abrir alternativas de ingresos que reemplazaran a ese commoditie. Actualmente la economía de Venezuela confronta un alza de dos dígitos en la inflación, la convivencia de un dolar oficial y otro paralelo, aumento del delito y la concentración de ingresos en un grupo recientemente adinerado conocido como los "boliburgueses".

Comentá la nota