Chávez amenaza a quienes desacaten la Ley de Educación

El ministro de Educación de Venezuela, Héctor Navarro, advirtió ayer que quien desacate la recién aprobada Ley de Educación será considerado un "delincuente", en una respuesta a los llamados de la oposición a desconocer la polémica legislación.
Navarro denunció que los llamados contra la ley buscan desestabilizar la revolución bolivariana del presidente Hugo Chávez, y que pueden estar conectados con la polémica el posible uso de bases militares colombianas por parte de fuerzas estadounidenses, que el gobierno de Chávez ha denunciado como una "amenaza".

"No se puede descartar una actividad concertada de agresión contra Venezuela", declaró.

El ministro dijo que quienes estén en contra de la ley pueden acudir al Tribunal Supremo de Justicia "cuando lo consideren pertinente, entendiendo que vivimos en un estado de derecho". Pero advirtió: "Como hay mucho loco dentro de la derecha, uno no sabe lo que pueda ocurrir, yo no les aconsejo que cometan una locura y desacaten la Ley. El que se ponga al margen de la ley es un delincuente. Así de sencillo".

La oposición advirtió que desacatará la ley y promoverá un referéndum para su derogación, además de otras acciones de protesta.

El alcalde metropolitano de Caracas y líder opositor, Antonio Ledezma, dijo ayer que las manifestaciones contra la ley serán con la Constitución en la mano, para "denunciar ante Venezuela y el mundo los atropellos contra la Carta Magna". Y anunció que la próxima protesta será una marcha hasta la Asamblea Nacional (Congreso), convocada para el sábado.

La polémica ley fue promulgada el sábado por Chávez. Los gremios universitarios denunciaron que la norma vulnera la autonomía y otorga un poder discrecional a los llamados consejos comunales -agrupaciones de vecinos con carácter partidista- que supervisarán las escuelas y evaluarán a los maestros. La Iglesia Católica también protestó por la legislación, alegando que prohibirá la educación religiosa.

Comentá la nota