Chávez acusó a un gobernador de querer asesinarlo.

El caudillo caribeño afirmó que en el estado de Táchira hay un "gobierno contrarrevolucionario" que, apoyado desde el exterior, pretende montar células para "atentar" contra su vida "como se intentó hacer una vez en Zulia".
Hugo Chávez advirtió al gobernador tachirense, César Pérez Vivas, que será acusado de "traidor a la patria" si continúa "conspirando" contra el país. "Va a terminar en Lima", señaló.

Aseguró que no permitirá que los estados Táchira y Zulia se conviertan en un nido de paramilitares. "Ya haremos lo que corresponda", dijo.

Chávez exhortó al ministro de Interior y Justicia, Tarek El Aissami, a realizar trabajos de inteligencia en la entidad "porque la contrarrevolución anda enloquecida".

También se preguntó el porqué de la derrota electoral en la entidad, el pasado 23 de noviembre, e hizo un llamado a la unidad para recuperar la gobernación de Táchira.

Igualmente, recordó a los tachirenses que el ministro Rafael Ramírez es su "emisario directo" en Táchira, Zulia, Mérida y Trujillo. "Es como si estuviera Chávez aquí", subrayó, según consignó el diario El Nacional.

Comentá la nota