Chaumont, un argentino que estará a cargo de la policía

El comandante retirado de Gendarmería ocupó ese puesto en Chad
La ONU eligió a un argentino para afrontar la misión de dar seguridad en las calles en Haití. En medio de la devastación y de una situación social casi incontrolable, el comandante general (R) Gerardo Chaumont fue designado ayer jefe del cuerpo policial de las Naciones Unidas. En la práctica, ese cargo es ser el jefe de la policía de Haití.

Chaumont se encontraba ayer en la Argentina, en contacto con el edificio central de la ONU en Nueva York para coordinar su llegada rápida a Puerto Príncipe. El comandante, retirado de la Gendarmería en 2004, tendrá a su cargo un grupo de policías internacionales de 2000 efectivos.

Aquellos que conocen bien a Chaumont saben que la designación lo sorprendió. Pero no por falta de experiencia para el cargo, ya que es el actual jefe de la policía internacional en Chad. Es un oficial que trabaja desde hace cinco años para las Naciones Unidas. Forma parte del staff del organismo internacional, por lo cual no fue propuesto por el gobierno argentino, sino elegido por sus antecedentes por la Secretaría General de la ONU.

Sus allegados afirman que en los últimos años la ONU lo ha convocado cada vez que hubo un lugar en problemas. Su trabajo fue destacado con cuatro condecoraciones por la organización internacional.

Desde Fuerte Apache

En la Argentina, el comandante Chaumont lideró la fuerza de gendarmes que tomaron el control de Fuerte Apache en 2003. Entonces, ese barrio del conurbano bonaerense era el bastión de bandas de delincuentes. La Gendarmería instaló allí las prácticas de check point de la ONU y por un tiempo la zona fue recuperada para los vecinos.

También estuvo en la organización del dramático rescate de una familia argentina en Haití, llevada adelante por fuerzas especiales de la Gendarmería en febrero de 2004, cuando la anarquía dominaba las calles de Puerto Príncipe.

Durante casi un año, Chaumont fue subdirector de la Gendarmería, hasta que en noviembre de 2004 el entonces presidente Néstor Kirchner decidió pasar a retiro a 12 de los 16 comandantes generales. En ese momento, el comandante decidió continuar su vida profesional y envió su currículum a la ONU. Su primera misión fue adiestrar policías en Sierra Leona.

Cumplida esa misión, lideró en Puerto Príncipe un equipo de análisis sobre la policía haitiana. Y de allí viajó a Congo, donde ocupó el puesto de jefe de la policía internacional, mismo cargo que ahora tendrá en Haití.

Hasta hace poco estuvo en Chad, también como jefe del cuerpo policial, en un trabajo de protección a los refugiados en Darfur, donde las matanzas tribales son constantes.

Por los lugares de conflicto en los que pasó en los últimos años, la crisis en Puerto Príncipe no provoca mayores temores en Chaumont. Un oficial que el mundo aprovechó más que la Argentina.

Comentá la nota