"Chau choripán", la consigna de De Marchi para los jóvenes.

El PD-Pro reunió a un millar de chicos de 18 años en adelante para escuchar sus propuestas y acercarlos a la política. El acto fue en el Bustelo y hasta tocó un DJ.
"Con esto, chau al choripán", dijo un enfervorizado Omar De Marchi luego de estar entre los mil jóvenes que se dieron cita en el auditorio Angel Bustelo. Es que la idea que implementó el PD al convertir un acto tradicional de cierre de campaña en un ámbito exclusivo para jóvenes para que alejen de si "esa indiferencia que caracteriza a los chicos de hoy" y en contrapartida expresen sus pensamientos más íntimos, salió a la perfección.

En el final de la carrera electoral de cara a las elecciones del domingo el Partido Demócrata saltó de las recorridas por los departamentos del Gran Mendoza a un evento masivo en el cual la juventud fue la protagonista.

Por la mañana las calles de Las Heras sintieron el paso de la comitiva demócrata encabezada por Juan Carlos Aguinaga (candidato a senador nacional) y De Marchi (que busca su reelección como diputado). "No puede existir seguridad, salud ni educación sin vivienda digna. El concepto de familia se diluye sin vivienda", le respondió De Marchi a un comerciante.

Por la noche el ámbito para intercambiar opiniones fue el auditorio Angel Bustelo en una jornada dedicada a la reflexión juvenil.

Para los pibes primero se trataba de "ver qué pasa" y, sin que importara el entorno, "escuchar qué mentira tienen esta vez para decirnos", explicó José (19). Pero con el correr de los minutos, el descreimiento que había entre algunos de los presentes comenzó a modificarse.

Con una ambientación que se asemejaba más a un pub que un salón de actos, la noche abrió con una apuesta fuerte a los sentidos a través de de un video en el cual aparecían íconos como San Martín, Einstein o Maradona, entre otros.

Por medio de las imágenes se los instaba a sentir orgullo por la patria, a despertar el ingenio o abrazar la gloria. Y especialmente a mostrar que alguna vez esos personajes fueron jóvenes que se animaron a buscar "un cambio".

En el inicio los temas lanzados al aire fueron los mismos: inseguridad y trabajo, pero a medida que avanzó la noche los jóvenes fueron despojándose de la timidez y comenzaron a surgir las ideas. "La intención es que se interesen por los diferentes problemas y dejen de lado el descreimiento", expresó Aguinaga.

"Con estas acciones estamos escuchando y queremos lograr que ellos sean protagonistas. Que se comprometan", destacó De Marchi.

Sin distinción de áreas de influencia, los jóvenes mostraron que están al tanto de lo que sucede en un municipio, la Provincia o la Nación. Reclamos para que el Gobierno central no se quede con la mayor parte de la coparticipación, cambios profundos en el sistema de transporte público o la conformación de un concejo deliberante juvenil fueron algunos de los temas que salieron a la luz.

En el final, hubo tiempo para el relax y la diversión. Para ese momento, el PD-Pro contrató a la banda Calígula y DJ Fabu.

Comentá la nota