Chatarra: queda menos del 40% de lo recolectado por el dengue

En el predio de El Pantanillo, casi el 80% fue compactado y llevado a una fundición. Y en La Aguada queda todavía una cantidad similar.

Una cantidad menor al 40% del total de la chatarra que se recolectó durante los operativos de limpieza que se realizaron desde el mes de abril pasado permanece aún en el predio de El Pantanillo y en el improvisado depósito a cielo abierto de La Aguada, según lo que confirmaron fuentes vinculadas a los procedimientos de deschatarrado en la ciudad.

La cantidad de chatarra recolectada de la ciudad capital durante los meses que duró el proceso dispuesto por el Comité Operativo de Emergencia (COE) Dengue, para eliminar los principales lugares de proliferación del mosquito transmisor del virus del dengue, demandó la preparación de dos lugares de depósito: uno en El Pantanillo, donde funciona la planta de Tratamiento de Residuos de la Municipalidad, y otro en una zona de monte a la vera del camino a La Aguada, en el norte de la ciudad.

A fines de junio pasado se recibieron diversas ofertas para retirar la chatarra de ambos predios: las principales interesadas fueron empresas metalúrgicas, que pagaron por la compactación y luego se llevaron la chatarra con destino final a las fundiciones.

Según la estimación que realizó entonces el director de Higiene Urbana de la Municipalidad, Sergio Ramos, en sólo 15 días salieron del predio de la Planta de Residuos Sólidos Urbanos más de 30 mil kilogramos de chatarra compactada en bloques de un metro por un metro.

Y hasta la fecha, se sacaron tanto de El Pantanillo como de La Aguada más de 600 mil kilogramos de hierro compactado.

Empresas

Las empresas que mayor interés expresaron por las chatarras fueron la metalúrgica Acindar, que envió un camión con una máquina compactadora para procesar y luego transportar la chatarra a las fundiciones, y una empresa local que fabrica carros tipo trailers, que contrataría otra compactadora para procesar el remanente de desperdicios que están tanto en La Aguada como en El Pantanillo.

Para completar toda esta tarea, según le confirmó Ramos a este diario, se necesitarían por lo menos dos semanas más, por lo que estiman que a mediados del próximo mes ambos depósitos estarían libres de chatarra.

Los datos y las precisiones acerca de la cantidad de chatarra depositada, recolectada, procesada y retirada del predio serán ofrecidos por las autoridades a los concejales de la Capital, quienes la semana pasada aprobaron un proyecto para que la comuna informe sobre lo que se hizo con los hierros.

Comentá la nota