Chascomús reclamó en la Legislatura para que no se apruebe la autonomía de Lezama

Este jueves, vecinos de la ciudad bonaerense de Chascomús reclamaron frente a la Legislatura de la Provincia para que no se apruebe el proyecto que le otorgaría a Lezama la autonomía municipal, generando así la división del partio.
Cabe recordar que el proyecto de ley para crear el 135º distrito de la provincia de Buenos Aires traduce un largo reclamo de los lezamanenses, y ya cuenta con media sanción del Senado. Sin embargo, las cosas en Diputados se han estancado un poco. Por caso, el presidente del cuerpo, Horacio González, dijo hace unos meses que el tema "atraviesa transversalmente" toda la Cámara Baja, por lo cual las posiciones de los distintos bloques respecto de esta compleja cuestión son difíciles de conciliar. Sin embargo, en Lezama no pierden las esperanzas.

Este jueves, por el contrario, los vecinos de Chascomús se hicieron sentir en las escalinatas de la Legislatura, como tantas otras veces lo han hecho los vecinos de Lezama. Afirman que, de no recibir respuestas a sus reclamos, se verán "obligaos" a cortar de nuevo la Ruta 2, ya que "no nos dejan otro camino para ser escuchados".

"Estamos unidos para defender lo nuestro, de pie, para que nuestros legisladores presten atención a nuestro pedido", dijeron. Según argumentan, la autonomía de Lezama perjudicaría a la porción restante del partido, ya que, como señaló Jorge Iturriaga, de la Comisión para el Fortalecimiento y la Integración del partido de Chascomús, "están reclamando el 33 por ciento de la superficie del partido, que son las tierras que más valen, que más tributan y que más producen".

En ese sentido, desde Chascomús sostienen que, si efectivamente se realizara la división, "habrá no menos de 500 empleados municipales que tendrán que ser despedidos".

La posición del gobierno de Daniel Scioli sigue siendo un misterio. Lo último que se supo fue que el Ejecutivo dio el aval para la realización de un nuevo estudio de viabilidad "imparcial", a cargo de una universidad, que determine si Lezama merece su autonomía, y tras el cual se buscarían los consensos necesario entre las dos partes.

En ese marco, y según dijo este jueves a NOVA uno de los manifestantes en estricto off the record, desde la Provincia les pidieron "no desconcentrar" la protesta en calle 53, lo cual podría dar un indicio acerca de la postura del Gobierno.

La lucha del pueblo de Lezama no es nueva: se trata de un reclamo de más de 100 años, y en las elecciones del 28 de junio la mayoría de la comunidad decidió votar en blanco a nivel local como expresión de una comunidad por su anhelada restitución como municipio, y en un gesto hacia los legisladores a favor del tratamiento del tema.

Comentá la nota