Chascomús y la Provincia sin acuerdo

El gobierno bonaerense ofreció encarar un tercer informe que defina por sí o por no la viabilidad de ambos distritos. Para los chascomunenses, los estudios de la UNLP son suficientes. De todas formas, esta semana darán respuesta al ofrecimiento oficial, que tiene todas las chances de ser rechazado
Esta vez es el turno de Chascomús. De igual modo que la semana pasada, donde autoridades provinciales recibieron a los vecinos de Lezama, ayer la Casa de Gobierno de la Provincia recibió a los chascomunenses encabezados por su intendenta Liliana Denot.

El hombre encargado por el gobernador Daniel Scioli para las negociaciones en cuanto al conflicto de Lezama nuevamente fue el ministro de Gobierno, Eduardo Camaño.

Al igual que con los lezamenses, Camaño tenía su "3 de copas" (algunos dicen que más bien era un "6 de copas") para poner sobre la mesa. La oferta fue la misma: encarar un tercer informe que defina por sí o por no la viabilidad de ambos distritos.

Si bien los chascomunenses resolvieron tomar una decisión y dar una respuesta esta semana, dejaron en claro que los informes presentados de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) sean tenidos en cuenta.

Hasta ahora, el proyecto de ley -que permitiría la autonomía de Lezama- espera su sanción definitiva en la Cámara de Diputados. El proyecto, además, está acompañado por informes que avalaban la viabilidad del nuevo distrito, los cuales fueron pagados por los lezamenses a consultoras privadas.

También existen sospechas sobre negocios inmobiliarios millonarias, en lo que estarían involucrados el ex senador Juan Amondarain y el diputado provincial Raúl Pérez.

Chascomús decidió poner sobre la mesa informes con más aval. Así que encargó sus propios estudios a dos facultades de la UNLP que marcaron los graves perjuicios que tendría el partido sin la localidad de Lezama.

De allí que la administración sciolista haya considerado como alternativa solicitar un tercer informe a un organismo que podría ser consensuado entre las partes o si no elegido por el Poder Ejecutivo provincial.

Según fuentes periodísticas, el diputado de Chascomús, Juan Gobbi, sostuvo que van a resolver en el distrito si aceptan la realización de un nuevo informe pero aclaró: "Tenemos muy en cuenta el informe de la Universidad Nacional de La Plata", donde se considera deficitario Chascomús sin Lezama.

Por otro lado, voces cercanas a los representantes de Chascomús sostienen que la oferta de Camaño tiene todos los votos para ser rechazada.

Luego del encuentro, la diputada provincial chacomunense Ana De Otazúa dijo en declaraciones a la prensa: "De ahora en más se va a seguir evaluando y analizando cuál es la posición con respecto a la división del distrito".

"Se comentó de realizar otro tipo de estudio, lo cual nosotros vamos a evaluar si realmente lo consideramos, para que no quede nada más el estudio de Lezama y el de la Universidad de La Plata nuestro", contó De Otazúa.

Finalmente, aclaró y marcó posturas: "Nosotros volvemos a remarcar y acreditamos nuevamente que la UNLP tiene realmente el respaldo científico como para determinar si el distrito es divisible o no".

Por otro lado, los lezamenses denunciaron que el domingo a la noche fueron reprimidos por la Policía bonaerense. "La Infantería salió con palos", aseguró uno de los representantes de Lezama.

Con una versión distinta de los hechos, el comisario a cargo del operativo, Raúl Nievas, explicó que "cuando los vecinos cortaron de forma total el tránsito que va de Mar del Plata a Buenos Aires, prohibido por el artículo 194 del Código Penal, Infantería los desplazó de la calzada con los escudos.

"No hubo palos, ni gases, ni disparos de goma, nada, sólo el contacto entre los escudos y la gente" detalló.

Diario Hoy

Comentá la nota