Chascomús en crisis por la apertura de importaciones

Chascomús en crisis por la apertura de importaciones

Informó el portal web La Política Online, que la apertura de importaciones que definió el Gobierno llevó al municipio de Chascomús a una situación crítica. Es que Emepa, la empresa que fabrica vagones, debió despedir a la mitad de su planta debido a que su único comprador es el Estado nacional, que ya no requiere de sus servicios.

Se trata de 80 trabajadores -que representan el 50% del total- en una operación que terminará de delinearse en los próximos días, tras la conciliación obligatoria, cuando se definirá el futuro de los otros empleados y de la propia fábrica.

Dado que, según se afirma, hace más de un año que no hay licitaciones, compras ni pedidos de reparación.

Se sostiene que con la actual gestión de gobierno se complicó el estado de la empresa, que se había podido mantener en pie, con la venta de un tren nacional, el Belgrano Norte, el de Córdoba, el de Salta y el de Tucumán.

Al inicio del actual gobierno se continuó con la importación de vagones de China y las reparaciones quedaron a cargo de una empresa rusa, que compite con las locales.

“Desde hace un año y medio está el rumor de que saldría una licitación grande, pero no pasa nada y cuesta sostener a todos los empleados”, explican a LPO.

Alarmado por este panorama, el intendente de Chascomús, el massista Javier Gastón, apoyado por todo el arco político, pidió una audiencia al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, que se la negó a través de sus asesores.

En diálogo con LPO, Gastón detalló que el pedido fue firmado en conjunto por todas las fuerzas políticas y buscaban reclamar al Gobierno que reviera la situación de la empresa. “La firmaron todos los concejales “, aseguró.

El Ministerio contestó a través de segundas líneas y la respuesta fue contundente: Dietrich considera que no tiene para ofrecerle porque se trata de una empresa privada. Gastón dijo que el conflicto se lo habían planteado también al ex ministro Francisco Cabrera, por eso esperan ahora poder reabrir el diálogo con Dante Sica, a cargo de Producción.

El intendente cree que el conflicto se extiende más allá de la situación de Emepa, ya que la razón de fondo es la apertura “indiscriminada” de importaciones definida por el Gobierno nacional.

“En todas las industrias hay despidos, creció mucho la demanda de los vecinos al municipio, afectados por las tarifas impagables que impactan muy fuerte en las familias”, dijo el intendente que ganó en alianza con el Frente Renovador de Sergio Massa.

Coment� la nota