Chamorro negó tener causas penales y pidió que "la paz vuelva a Las Toscas"

Presentó distintos informes que prueban que no existen requerimientos judiciales en su contra. Dijo que la ciudad debe recuperar la tranquilidad. Y adelantó que auditará las cuentas municipales una vez que asuma.
El electo intendente de Las Toscas, Leandro Chamorro (FPCyS), cargó anoche con dureza contra un sector de la prensa tosquense que según sus dichos realiza ofensas y ataques permanentes contra su honor e integridad moral y pone en tela de juicio su situación ante la Justicia.

El abogado que se erigió vencedor en las pasadas elecciones de septiembre leyó, en rueda de prensa, uno por uno los informes recabados en los fueros judiciales ordinarios y federales que dictaminan que no existen causas que se tramiten en su contra.

Los distintos escritos fueron expedidos por la policía de Las Toscas, el Colegio de Abogados de la 4ta. Circunscripción Judicial, el Juzgado de Instrucción Distrito Nº 4, el Juzgado Federal de Reconquista y el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos.

Chamorro recordó que en forma permanente se llevan a cabo ataques a su persona, sus hijos, amigos, miembros designados para integrar su gabinete. "Hoy le doy importancia porque el problema llegó a tal punto que se institucionalizó la sospecha sobre el candidato electo Leandro Chamorro, porque desde el Concejo Deliberante, su presidente, Walter Delsín, pidió informes a la Justicia nacional y provincial sobre si yo había cometido delitos".

El futuro intendente ironizó diciendo que "hice todo lo que está a mi alcance para probar que no tengo cuentas pendientes con la Justicia, y prometo que haré una declaración jurada para que vean que no tengo nada que ver con la desaparición de la familia Pomar en Buenos Aires, cuando ocurrió el atentado a la Amia, yo estuve en Las Toscas, y Ben Laden no duerme debajo de mi cama".

"Una barbaridad"

Un cerrado aplauso de más 200 seguidores que colmaban la sede del club Social sostuvo uno de los conceptos más fuertes de la noche: "Vamos a vivir en paz en esta ciudad, y no voy a usar los dineros de ustedes, los contribuyentes, para pagar a ningún corrupto que me esté difamando. Y lo digo en sentido amplio y a quien le quepa el sayo, que se lo ponga".

Por su parte, el senador Federico Pezz que ocupó la mesa principal junto a Chamorro y sus colaboradores, catalogó como "una barbaridad que se haya institucionalizado en el Concejo Municipal esta triste historia. Responsabilizó al presidente de ese cuerpo y dejó en sus manos para que con esta misma documentación, pida disculpas por haberse prendido a instalar un manto de sospecha contra una persona de bien, por haber considerado que la voluntad popular es apelable a través de un micrófono".

El legislador, nativo de Las Toscas, agregó que siempre es "peligroso instalar sospechas sobre la voluntad popular y esto tiene que ver con el terror que los argentinos desterramos en esta etapa democrática, ya consolidada definitivamente, para que alguien no pueda asumir porque a otro no le gusta el resultado de las elecciones".

"Este terror -añadió- tiene que ver con los que están gobernando el municipio de Las Toscas. Ellos son los responsables máximos que están instalando esta sospecha y esta duda porque quieren que todo parezca lo mismo".

En el final advirtió que "en un acto de campaña dijeron que había 150.000 pesos depositados en una cuenta para construir la Terminal de Colectivos. El 11 de diciembre queremos ver esa plata. Los que hicieron mal las cosas tendrán que responder a la Justicia y si tienen que ir presos, tendrán que hacerlo".

Comentá la nota