Chacras acosadas por barrios: Hay dinero para rescatarlas

Se repartirán 2,1 millones de pesos para rescatar la siembra en áreas cercanas a las urbanas.
La meta es rescatar a unos 100 chacareros que quedaron rodeados de nuevos barrios y asentamientos poblacionales y que fueron parcelando sus tierras y disminuyendo su productividad. Para este grupo de productores «periurbanos», se destinarán 2,1 millones de pesos en créditos y subsidios que entregará directamente la provincia, a través del Ministerio de Producción.

El ministro de la Producción, Raúl Benítez, dijo que se trata de un programa nuevo que tiende a fortalecer las agriculturas de sectores periurbanos, "son los agricultores más chicos, que tienen poca siembra y que no venden en los mercados concentradores, son economías familiares", explicó el ministro.

Por su parte, el secretario de Agricultura de la provincia, Roberto Ronchietto, dijo que la meta es recuperar la productividad y economía de estos chacareros más pequeños.

"En San Juan, como en el resto del país, hay un avance la urbanización que ha desplazado a la agricultura y los cordones hortícolas. Hace tiempo venimos trabajando en la recuperación de estas producciones y hora podremos destinarle 2,1 millones de pesos", señaló el funcionario.

El monto forma parte de los 21 millones de pesos que la Nación prometió como ayuda por la emergencia climática y cuya distribución se dio a conocer por primera vez el jueves pasado, durante la visita de la presidenta Cristina Fernández a la provincia. Esos fondos quedaron disponibles a través de la firma de un convenio entre la Provincia y la Secretaría de Agricultura de la Nación (ver página 3).

Ronchietto dijo que el fondo será distribuido en créditos sin costo financiero, es decir devolviendo el mismo monto sin interés, y también se entregarán subsidios, es decir, dinero que no tendrán que devolver.

Destacó que para poder acceder a estos fondos el chacarero deberá cumplir con dos requisitos básicos: Estar inscripto en el Registro Unico de Productores Agropecuarios (RUPA), y presentar un pequeño proyecto que justifique el destino del dinero.

¿Cómo se entregarán esos montos y en qué proporciones?, eso dependerá de proyecto que se presente, de su importancia, de la capacidad de retorno del chacarero; pero siempre los beneficiarios directos deben ser los productores más chicos, explicó el secretario.

El dinero puede tener varios destinos, desde la compra de insumos hasta proyectos más ambiciosos. Ronchietto dio como ejemplo las producciones de invernaderos a pequeña escala, que son muy importantes económicamente y que pueden generar gran desarrollo.

Comentá la nota