Chaco, Salta, Santiago y la Corebe acordaron un mayor aprovechamiento del Canal de Dios

SAENZ PEÑA (Agencia) --Los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco), Juan Manuel Urtubey (Salta) y la vicegobernadora de Santiago del Estero, Blanca Ricobelli, abrieron el primer Seminario Regional sobre la Cuenca del Bermejo, en el marco de la puesta en funcionamiento de la sede central de la Comisión Regional del Bermejo en Sáenz Peña.

Firmaron convenios de cooperación entre las provincias de Salta, Chaco, Santiago del Estero y la Corebe, con la finalidad de hacer un estudio de factibilidad --que ya tiene financiamiento-- para determinar la inclusión como obra prioritaria del Canal de Dios, con la finalidad de darle un mayor aprovechamiento.

El primer paso de este compromiso de índole federal, de acuerdo con lo que dijeron los funcionarios, fue traer a Sáenz Peña, en pleno corazón chaqueño, la sede de la Corebe, que hasta ahora se encontraba en Buenos Aires, a metros del obelisco, tomando decisiones sobre una cuenca que interesa a todo el norte grande.

Esta comisión nacional tiene como objetivo acordar y poner en práctica el plan maestro para la cuenca del Bermejo, para solucionar las paradojas que llevan a que esta región del país pase de soportar grandes inundaciones, a sequías históricas.

El acto se desarrolló en el aula magna de la Universidad Nacional del Chaco Austral, donde estuvieron --además de los gobernadores-- destacadas autoridades de la región y del país, como la vicegobernadora de Santiago del Estero, Blanca Riccobelli, el secretario de Políticas Económicas del Ministerio de Economía de la Nación Martín Pablo Abeles y el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación Fabián López.

También asistieron autoridades de las universidades nacionales del Chaco Astral Walter López, de la UNNE Oscar Valdez y de la Universidad de Formosa Martín Romano. El presidente de la Corebe Jorge Castellano, el ministro de Infraestructura Omar Judis, el intendente de Sáenz Peña Gerardo Cipolini, legisladores nacionales y provinciales, y representantes de entidades intermedias.

El agua para Argentina, para esta región y para el Chaco es la base para el desarrollo”, dijo el gobernador chaqueño Jorge Capitanich.

Entre los objetivos del plan director que llevará adelante la Corebe se pretende que el aprovechamiento del agua implique la expansión de la superficie de riego, aumentando desde 30 y 50 mil hectáreas hasta una meta de expansión de 500.000 hectáreas. Esto --según el gobernador-- implicaría un aumento exponencial de los niveles de producción, los niveles de empleo y el Producto Bruto Interno (PBI). Además, permitirá aprovechar el agua para el abastecimiento de la población de esta extensa zona, que es una de las más afectadas por la pobreza y sufre recurrentemente crisis climáticas (sequías e inundación). Entre los proyectos evaluados en esta nueva reunión de la Corebe se encuentran el aprovechamiento y las obras para la revitalización del Canal de Dios, la Cuenca Media, el trazado hídrico del norte y los sistemas de interconexión Bermejo-Bermejito, entre otros.

El mandatario abogó para que la Corebe sea uno de los instrumentos para que el Norte Grande se revitalice como expresión económica, social y de progreso. “El desafío está a la vuelta de la esquina, tenemos la pasión de integrar a toda la región en un gran cambio, y en una macrorregión con la integración de los países de vecinos de la Zicosur”.

Además del convenio por el Canal de Dios, se rubricó otro, entre la Corebe y el Servicio Meteorológico Nacional, para estudios ambientales en la cuenca del Bermejo. Además de una carta de intensión entre el organismo y el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (Conicet-UBA). Los dos últimos acuerdos firmados establecieron la asistencia técnica entre la Corebe y las universidades del Norte Grande y la Secretaría Política Económica de la Nación.

Comentá la nota