Chaco, en un plan de la Unicef para bajar la repitencia escolar.

Estudian en escuelas de ciudades de Misiones, Formosa, Chaco y Buenos Aires. Unos 90.000 alumnos de escuelas urbanas y rurales de cuatro ciudades de la Argentina serán parte del programa "Ciudades por la Educación", un plan de UNICEF que pretende reducir la repitencia, el abandono escolar y mejorar el aprendizaje. También implementará un seguimiento sanitario sobre los chicos que participan del proyecto.
Las ciudades elegidas por el organismo internacional son Aristóbulo del Valle (Misiones), Clorinda (Formosa), Fontana (Chaco) y Tigre (Buenos Aires). "La idea es lograr que cada una de las ciudades viva en función de la educación de sus chicos. Por eso es necesario articular el trabajo con las escuelas y el sistema de salud de cada municipio", explicó Martín Giménez Rébora, el responsable de Generación de Recursos de UNICEF. Para esta iniciativa, la dependencia de las Naciones Unidas reunió a 30 compañías y fundaciones empresarias para formar un grupo promotor de apoyo al programa.

El primer paso de "Ciudades por la Educación" fue la experiencia del proyecto "Todos pueden aprender", supervisado por la pedagoga Irene Kit y con la asistencia de la directora del área de Educación de UNICEF, Elena Duro. A través de la promoción asistida -con maestros tutores y clases más personalizadas-, el plan logró disminuir 18% la repitencia entre los alumnos de primer grado de las escuelas de las provincias de Misiones, Chaco, Jujuy y Tucumán.

En el marco de este nuevo proyecto se facilitarán los elementos que demanden las escuelas y los estudiantes para desarrollar sus actividades pedagógicas con normalidad. En el caso de Chaco, por ejemplo, se entregarán insumos escolares y kits de útiles a 146 escuelas aborígenes y a 761 centros rurales. "El gran objetivo será que todos los chicos participantes puedan cursar su escolaridad sin repitencias ni abandonos y con buenos resultados de aprendizaje", resaltó Giménez Rébora.

Comentá la nota