Chaco espera apoyo nacional para refinanciar su deuda

El gobernador Jorge Capitanich planteó ayer un panorama optimista para la reprogramación de la deuda pública provincial después de varias gestiones realizadas en Buenos Aires. El mandatario confía en contar con respaldo nacional y asegura que dispone de un mix de alternativas.
Capitanich estuvo jueves y viernes de la semana pasada en Buenos Aires. El principal contacto fue con el ministro de Economía Amado Boudou a quien le expuso "una estrategia de reprogramación de la deuda pública del Chaco" que incluye pedir que se difiera el cumplimiento de obligaciones para evitar recurrir a endeudamiento público.

La provincia tiene un stock de deuda de cinco mil millones de pesos que genera servicios de capital e intereses cercanos a los 580 a 600 millones de pesos para 2009. En la composición de la deuda hay bonos garantizados y emitidos por la Nación para reprogramar pasivos provinciales y hay un compromiso contraído con el fondo fiduciario para el desarrollo provincial.

En ese contexto, el gobernador confía en que "el gobierno nacional va a contribuir a alivianar el peso de los servicios de capital e intereses de la deuda, esto es importante porque así la provincia pagará menos deuda y podrá destinar fondos a otras finalidades de carácter social", acotó.

Moderado optimismo

Además, Capitanich adelantó que esperará a hoy, cuando se presenten las pautas macrofiscales en la Cámara baja del Congreso para el presupuesto de 2010 que proyecta un crecimiento económico del 2,5 por ciento, para ver cómo impactarán esos lineamientos en el presupuesto definido por el Chaco.

En ese sentido, anticipó que el 30 de septiembre presentará en la Legislatura chaqueña de un presupuesto con "perspectivas de crecimiento del producto bruto interno y recuperación de transferencias de recursos nacionales".

Según el mismo gobernador, Nación cumplió con eficaz mecanismo de reprogramación de su deuda y le será posible cumplir con los vencimientos de obligaciones para 2010 y 2011. "De la misma manera las provincias podrán acceder a mejor en la medida que disminuya el riesgo país y se abran perspectivas de mercados voluntarios de deuda", agregó.

"Fue una muy buena reunión, con una visión optimista y expectativas de una recuperación económica incipiente y gradual que dependerá de una recaudación creciente", sintetizó.

Por otra parte, el mandatario chaqueño planteó que para las finanzas públicas existen perspectivas de una mayor transferencia de fondos como consecuencia del blanqueo de capitales y de una moratoria impositiva que podría aportar ingresos no previstos.

Comentá la nota