La CGT del Chaco denuncia que hay muchos trabajadores en negro

En un balance de la tarea realizada el año pasado y los objetivos que tienen para el que comenzó, el delegado de la Confederación General del Trabajo -Resistencia, Carlos González, dijo que aunque en el Chaco "no se registran altos índices de desempleo", afirmó que "el gran déficit está en la persistencia del trabajo en negro y la subocupación".

Por eso apuntó que para 2010 el objetivo es profundizar la lucha contra el desempleo y acompañar las iniciativas que generen nuevas fuentes laborales y el combate contra el trabajo en negro. "Es un tema bastante delicado, como el trabajo infantil, la explotación de menores y la explotación de personas en la prostitución", acotó.

También indicó como un dato positivo de 2009 que "se logró la normalización de la CGT, un paso importante que, por ejemplo, permitió avanzar bastante en materia de construcción de viviendas; algo que hacía muchísimos años no se podía concretar en beneficio de los trabajadores".

Espacio en

construcción

En cuanto al vínculo que la central obrera tiene con el gobierno provincial, González afirmó que se dieron pasos "para construir una relación madura y de discusión de los problemas en la mesa de diálogo. En ese sentido, la CGT se ha integrado a ámbitos como el Cones, que permiten a los trabajadores hacer planteos de fondo y de manera responsable".

"El mundo del trabajo debe comprometerse y trabajar en conjunto, apoyando definitivamente al gobierno para reducir la brecha tecnológica y económica que tenemos con el resto del país. En eso debemos buscar consensos y unidad", apuntó.

Por otra parte, señaló como un dato también positivo del año pasado que no se hayan registrado altos índices de desempleo "a pesar de la crisis internacional que golpeó muy duro en otros países".

"Esto demuestra cierta solidez de nuestra economía y se refleja en la consolidación del mundo laboral. En esto juega bastante el gobierno nacional y provincial, en tratar de defender la fuerza de trabajo de su gente, incluso manteniendo buenos niveles salariales", apuntó.

El dirigente mostró preocupación sobre "la crisis en educación" y manifestó su esperanza en que "se logre destrabar un tema bastante grave, tanto a nivel de provincia como a nivel salarial para los trabajadores afectados, se reencamine definitivamente y que 2010 venga lo más pleno posible".

En cuanto al diferendo político de la Legislatura, que rozó el escándalo cuando se produjo el recambio de autoridades, opinó que "en la medida en que prime la racionalidad política, el respeto a la voluntad popular y la voluntad de mejores diálogos, podemos encaminar soluciones que realmente traigan un alivio y permitan el crecimiento de la provincia".

Respecto del plano nacional y del inicio de la celebración del Bicentenario, estimó conveniente el diálogo en un marco "social activo, y con mucho protagonismo de los trabajadores, con esa alternativa que significa el trabajo, tanto de sustento como fuente de crecimiento social, económico y personal".

Comentá la nota