Chaco no avanza por culpa de la oposición, según Capitanich

El gobernador manifestó que "el modelo de provincia avanzaría si la oposición se limitase a ser oposición", y consideró que los aumentos salariales otorgados por la Legislatura son "conspiraciones". Además acusó a la oposición de "obstaculizar el proceso de desarrollo económico y financiero que ha iniciado este Gobierno".
El primer mandatario provincial dijo que existe la necesidad de avanzar en la implementación de políticas a largo plazo tendientes a instalar un nuevo modelo de una provincia capaz de solventarse a través de su producción y el valor agregado de la consecuente industrialización y comercialización, pero advirtió que para ello es imprescindible que la oposición recupere el rol de oposición sin involucrarse en temas que atañan al Ejecutivo provincial.

Capitanich considera un "avasallamiento" el ocasionado por los aumentos salariales otorgados por la Legislatura chaqueña, incrementando el gasto público de 134 millones de pesos en agosto de 2007, a 180 millones de pesos actuales. "Todo producto de iniciativas y sanciones legislativas de la oposición que jamás reconoció la legítima victoria electoral obtenida en las urnas. Estas conspiraciones permanentes dificultan la planificación de políticas públicas a largo plazo a pesar del esfuerzo y la responsabilidad", manifestó.

El gobernador agregó que la oposición ya tuvo su momento para aplicar sus políticas y demostrar la administración pública. "Las administraciones anteriores, destruyeron el sistema previsional, las empresas publicas, incrementaron el gasto público y generaron el mayor endeudamiento de la Provincia y pretenden obstaculizar el proceso de desarrollo económico y financiero que ha iniciado este Gobierno", concluyó.

Comentá la nota