Chacho deja un cargo que ya no existirá

Chacho deja un cargo que ya no existirá
Su puesto quedará vacante. Y la máxima autoridad en la estructura regional será ocupada por el subsecretario de Política Latinoamericana de la Cancillería argentina, Agustín Colombo Sierra. El ex vicepresidente pidió una "reforma institucional".
Después de cuatro años, Carlos "Chacho" Álvarez se despedirá de la gestión internacional. Convocado por el gobierno de Néstor Kirchner y en su lento retorno a la política doméstica luego de haber renunciado a la vicepresidencia de la Nación en tiempos de Fernando De la Rúa, el fundador del Frepaso llegó a ocupar la presidencia de la Comisión de Representantes Permanente del Mercosur, un sillón que había dejado vacante Eduardo Duhalde, primer funcionario en ocupar el puesto.

La llegada de Álvarez al cargo, en 2006, coincidió con un tiempo de impulsos al crecimiento del bloque regional, sintonía con Brasil y la búsqueda de extender el mercado económico común a los campos sociales, culturales y educativos. Fue Chacho quien ideó el eslogan de avanzar hacia un "Mercosur social". En el final del ciclo, se encontró con la despedida de un cargo que está a punto de desaparecer. La Comisión de Representantes de Presidentes del Mercosur no será ocupada. Y el máximo cargo institucional de la región será el que ocupe otro argentino: el subsecretario de Política Latinoamericana, Agustín Colombo Sierra, que pasará a desempeñarse como director ejecutivo de la Secretaría del Mercosur.

En su despedida, Álvarez admitió la existencia del debate sobre la reforma de las estructuras del Mercosur, además de las redefiniciones de los objetivos de cada país dentro del bloque: "Estamos ante un momento muy oportuno para procesar un debate que enriquezca el estado actual del Mercosur y también contribuya a su reforma institucional", subrayó, prefigurando la agonía del cargo que deja vacante.

De todos modos, destacó el "importante grado de relacionamiento alcanzado con las organizaciones de la sociedad civil de los países del Mercosur, la comunidad académica, organizaciones sindicales y centrales empresariales", y a pesar de su salida de la estructura regional se animó a plantear objetivos de "mediano y largo plazo". En ese orden, mencionó que "la agenda actual, centrada en el comercio, el mejoramiento del mercado ampliado, el combate a las asimetrías y el relacionamiento externo del bloque, hay que enriquecerla con las problemáticas que más se acercan a definir una estrategia regional de desarrollo". Con ese objetivo, definió la alternativa de avanzar hacia una especie de "consenso posliberal" con una "agenda estratégica 2010-2020".

Con la salida de Chacho Álvarez, será el turno entonces del desembarco de otro argentino. Colombo Sierra fue designado como director ejecutivo durante la reunión de cancilleres del Mercosur, previa a la llegada de los presidentes que sesionarán mañana en Montevideo y en el marco de la cual Cristina Kirchner recibirá la presidencia pro témpore.

Comentá la nota