Chacarita dejó escapar la chance para volver a la punta

Chacarita dejó escapar la chance para volver a la punta
Los hermanos Campodónico fueron claves. El delantero logró el gol, el arquero atajó todo.
Cuando se abrazaron Pablo y Mariano Campodónico deben haber saltado de la alegría algunos en el Norte argentino. Es que los hermanos fueron los principales hacedores de la victoria de Aldosivi 1 a 0 sobre Chacarita, que dejó como único puntero de la categoría a Atlético Tucumán. Mariano, el delantero, convirtió el único gol de la tarde y Pablo, el arquero, atajó todo lo que le tiraron y fue la gran figura de la tarde.

De ida y vuelta, apasionante y abierto. Así fue el comienzo del partido. Con un Chacarita feroz y ofensivo, que necesitaba una victoria para volver a la soledad de la punta, y con un Aldosivi que lejos de refugiarse pensó en el arco contrario.

Con los equipos con esa predisposición, las situaciones no tardaron en llegar. Bien temprano, a los tres minutos, Toledo le robó una pelota a Pena, que terminó en pase bárbaro de Vismara para Alustiza quien definió cruzado pero se encontró con el arquero bien ubicado. Con los enganches y la verticalidad de Alustiza, más la presencia ofensiva de Toledo y las constantes subidas por derecha de Dolci, a Chacarita le alcanzó para pisar el área rival con alta frecuencia (creó cerca de 20 situaciones de gol en todo el partido) y transformó al arquero Pablo Campodónico en figura. Igual, sufrió en cada pelota detenida a favor de Aldosivi.

El gol de la visita llegó apenas antes de que se baje el telón de la primera etapa. Tras un córner para Chacarita, el arquero sacó rápido para Gigli quien dejó en el camino a su marcador y habilitó al otro Campodónico que sólo tuvo que empujarla ante la salida desesperada de Tauber.

En la segunda mitad Aldosivi se preocupó sólo por mantener la diferencia. Así todo fue de Chacarita que probó de larga distancia, con centros cruzados y con pelotas detenidas, pero Campodónico cerró su arco ante cada ataque rival.

"Pablo (Campodónico) está pidiendo Primera a gritos y se está consolidando cada día un poco más", fue la caricia de Mariano para su hermano-arquero en declaraciones formuladas en el vestuario.

Tras el partido hubo incidentes sobre la calle Avellaneda. El conflicto fue entre hinchas de Chacarita con la policía. Un colectivo de la línea 237 terminó con varios vidrios rotos. Y no hubo detenidos, informaron fuentes policiales.

Comentá la nota