Un día con los chacareros de Santa Fe

Los candidatos a senadores nacionales por Santa Fe Federal y el Frente Progresista reafirmaron sus iniciativas, identificadas con las demandas de los organizadores de la jornada de debate presididas por Eduardo Buzzi.
Carlos Reutemann y Rubén Giustiniani participaron ayer, en diferentes horarios, del encuentro organizado por la Federación Agraria para escuchar las propuestas que los candidatos a legisladores santafesinos tienen para el sector agropecuario. A la cita, realizada en el salón de Ex Empleados del Jockey Club de Rosario, faltó Agustín Rossi, quien de todas maneras envió una carta a la entidad gremial agradeciendo la invitación (ver aparte). Tanto Reutemann como Giustiniani reafirmaron ante un centenar de productores rurales sus propuestas, claramente identificadas con las demandas de los organizadores de las charlas, que fueron presididas por el titular de la entidad, Eduardo Buzzi. El candidato de Santa Fe Federal señaló que "Argentina tiene una locomotora que es el campo, y si el sector se recupera, se enganchan muchos vagones de la economía nacional". El senador socialista planteó la necesidad de "una nueva ley de emergencia agropecuaria, una nueva ley de arrendamientos, y la conformación de un Consejo Agropecuario Nacional Ampliado".

Tras realizar una caminata por el barrio Tío Rolo, Reutemann se dirigió hacia la sede del Sindicato de Ex Empleados del Jockey Club donde unos setenta productores lo esperaban para escuchar sus propuestas. En ese marco, se sintió cómodo y desgranó en poco más de media hora sus análisis y propuestas para el sector. Contó con lujo de detalles cómo se llegó al "célebre empate 36 a 36 en la Cámara alta, donde se vivieron momentos de tensión impresionantes, porque no sabíamos cómo iba a votar Cobos, pero su decisión pacificó mucho al país" y recordó que en las últimas elecciones, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner consiguió muchos votos en la provincia del sector rural. "Aunque me miren serios; es llamativo, pero es así, aunque les cueste creerlo. Por eso creo que fue un conflicto innecesario." El Lole aprovechó para criticar al socialismo. Dijo que mientras él "siempre tuvo una posición clara desde el principio, el gobierno de Santa Fe tuvo una postura bastante dubitativa, y en algún momento, estuvo de acuerdo con las retenciones".

El senador nacional, que buscará su reelección, pidió para el campo "una planificación concreta y a largo plazo. Hay que bajar y segmentar las retenciones, que en el tema de la soja son confiscatorias. Tienen que tener un tiempo determinado y hay que tener mucho cuidado de que salgan por ley, no pueden quedarse para siempre".

Por su parte, el candidato a senador por el Frente Progresista, Rubén Giustiniani, sostuvo que "muchas de las propuestas que tenemos para el campo se alimentan de las posturas que han emergido de la Federación Agraria. Hemos tenido una comunicación directa con cada tema importante que se ha presentado con el sector agropecuario". Para Giustiniani, "el conflicto del año pasado desvió el eje fundamental, que es la necesidad de un país con mejor distribución del ingreso".

Respecto de las retenciones, el senador socialista dijo que el tema "forma parte de una herramienta de política económica coyuntural y tiene una consideración negativa porque cuando se instrumentó se lo hizo sin segmentación. Las retenciones, cuando se apliquen, deben ser segmentadas y progresivas. No hay políticas activas para fomentar otros cultivos. Estos son los debates pendientes".

Según Giustiniani, "a partir del 29 de junio puede abrirse una nueva situación en el Parlamento para que los proyectos puedan tratarse. Una propuesta necesaria y básica es la creación de un Consejo Agropecuario Nacional ampliado. En ese diseño, para que la política sea sustentable a mediano y largo plazo, tienen que participar las provincias y tienen que participar las entidades del campo".

Comentá la nota