Un Chacabuco convulsionado recibió a Kirchner.

El candidato a diputado nacional fustigó a la Coalición Cívica y al radicalismo al decir que "la Alianza residual es la máquina de impedir, que venía a cambiar todo y terminó descontándole el salario a los trabajadores y a los jubilados".
Con las primeras horas del día de ayer, Chacabuco cambió su fisonomía habitual: vallas, policías y automóviles con personas foráneas, comenzaron a ser un común denominador en la zona céntrica. El motivo fue el acto en el Club Porteño del partido Justicialista donde presenta a sus candidatos para las próximas elecciones, y la visita del ex presidente y candidato a diputado Nacional, Néstor Kirchner.

Con un impresionante dispositivo de seguridad, que incluyó la movilización de decenas de policías de Chacabuco y ciudades vecinas, se fue desarrollando la jornada mientras en la ruta nacional 7 y acceso Hipólito Yrigoyen unos 70 productores autoconvocados marcaron su descontento con la visitas K, quemando neumáticos, con pasacalles y banderas negras. A las 19 se realizó el apagón en forma de protesta, convocado por Unión PRO, al cual también adhirió la Coalición Cívica y la Sociedad Rural. Algunos comerciantes se sumaron a la iniciativa manteniendo sus locales a oscuras hasta las 19.30.

El arribo del ex presidente de la Nación se produjo a las 20.20, por helicóptero, acompañado por el ministro del Interior, Florencio Randazzo, quienes fueron recibidos por el intendente Golía y un grupo de jinetes a caballo que lo escoltaron hasta el Club.

En el final del acto se sumó el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires y candidato a diputado, Daniel Scioli.

El primero en hablar fue el intendente Darío Golía; luego lo hizo el diputado provincial Julián Domínguez.

Por su parte, Néstor Kirchner en su mensaje, volvió a apuntar contra sus rivales en las elecciones del 28 de junio, al decir que "nunca vi a Francisco de Narváez en una unidad básica o luchando contra la dictadura, y ahora se hace llamar peronismo disidente".

También en su discurso apuntó al Acuerdo Cívico y Social y el radicalismo. "La Alianza residual es la máquina de impedir, que venía a cambiar todo y terminó descontándole el salario a los trabajadores y a los jubilados".

El primer candidato del Frente Justicialista para la Victoria, en la provincia de Buenos Aires, Néstor Kirchner, sostuvo que sectores opositores "nos quieren proscribir como en el '55" de cara a las elecciones legislativas del 28 de junio próximo" y se preguntó en forma irónica que "si somos tan malos como dicen por qué nos quieren proscribir".

Comentá la nota